La reforma laboral puede impactar su trabajo

18 Julio, 2010 – 23:55

Contratos temporales, facilidad para capacitarse, regular el trabajo outsourcing y fomentar la participación de las mujeres son algunas de las medidas que contemplaría la nueva ley laboral.

La propuesta para reformar la Ley Federal del Trabajo, que está en discusión en el Congreso, contempla la modificación de 419 artículos de un total de 1,010 que la conforman.

“La reforma busca fomentar el empleo, la productividad y disminuir la economía informal”, de acuerdo con Javier Lozano Alarcón, titular de la Secretaría del Trabajo y promotor de la reforma. Según el funcionario, quitarle “rigidez” a los contratos promoverá el empleo. Además, considera importante “aprovechar el bono demográfico e incorporar a los jóvenes al campo laboral”.

Por su parte, Víctor Carrillo Estrada, abogado laboral en el despacho Soluciones Jurídicas, opina que aunque está incompleta, la propuesta podría fomentar que haya nuevas contrataciones.

Sin embargo, reconoce que las “mañas de trabajadores y jefes ha creado jurisprudencia” y que tanto patrones como empleados se sienten desprotegidos ante la ley.

Por lo tanto, es importante que conozca los principales aspectos de la propuesta y la forma como impactará en su desarrollo profesional.

http://eleconomista.com.mx/finanzas-personales/2010/07/18/reforma-laboral-puede-impactar-su-trabajo

“México debe ser reconocido por intentar introducir reformas muy difíciles en medio de la crisis”, consideró el director de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de la OCDE, John Martin.Dom, 28/03/2010 -

Ginebra.- Funcionarios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y de la Organización Internacional del Trabajo expresaron aquí su respaldo a la reforma laboral que propone la Secretaría del Trabajo de México.

“México debe ser reconocido por intentar introducir reformas muy difíciles en medio de la crisis”, consideró el director de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de la OCDE, John Martin.

En entrevista, opinó que de aprobarse la reforma laboral mexicana se lograrían varios objetivos importantes, “como incrementar el empleo formal y las relaciones laborales formales, incentivar la creación de empleos por parte de empresas mexicanas e incrementar el cumplimiento de las leyes laborales”.

Martin recordó que México atraviesa por una situación muy difícil al igual que muchos países miembros de la OCDE, ya que “está enfrentando una baja severa en la economía global, un incremento fuerte en el desempleo y una situación difícil en sus finanzas públicas”.

Sin embargo, dijo, “una crisis es a veces un muy buen momento para intentar introducir reformas difíciles, pero necesarias”, subrayó Martin en el marco de la reunión preparatoria para una cumbre ministerial sobre trabajo que el Grupo de los 20 (G-20) llevará a cabo en Washington.

A juicio del funcionario de la OCDE, la reforma laboral mexicana permitiría que los trabajadores no sean explotados y que haya un buen balance entre el acceso al mercado laboral en el sentido de permitir la creación de empleos, al tiempo que se provea de seguridad a los trabajadores y sus familias.

“Desde hace algunos años en nuestra encuesta económica anual hemos pedido una serie de reformas a la ley laboral e instituciones en México, como parte de una reforma más amplia de la economía mexicana”, explicó el funcionario. “Ahora -agregó-, en el grado en que las propuestas actuales se enfoquen en varios de estos objetivos clave, pienso que lo veríamos como un desarrollo positivo”.

Por su parte, el director regional para las Américas de la OIT, Jean Maninat, comentó que ese organismo ha seguido con atención la propuesta de reforma laboral en México porque “estamos viviendo tiempos cambiantes y hay que ajustarse a las nuevas realidades que a su vez requieren reformas”.

“Desde la OIT aconsejamos que estas reformas sean proceso de un diálogo social donde participen todas las partes y los acuerdos representen los intereses de los que han participado”, dijo Maninat en el marco del Consejo de Administración de la OIT.

“La crisis deja secuelas que nos obligan a cambiar cosas, pero no podemos pensar que con el impacto que ha tenido la crisis en el empleo y en la economía las cosas pueden seguir igual, precisamente los gobiernos que pudieron reaccionar a tiempo con voluntad lograron paliar mejor los efectos de la crisis”, añadió.

En su opinión, uno de los temas más importantes que debe tener un proyecto de reforma es lo referente a la juventud.

Precisó que, de acuerdo con un estudio realizado hace un mes por la OIT, en América Latina y el Caribe aproximadamente 32 por ciento de jóvenes trabajan, 33 por ciento estudia, 13 por ciento estudia y trabaja, pero hay 20 por ciento que no estudian ni trabaja.

“Yo pregunto ¿qué hacemos con ese 20 por ciento?, ¿hacia dónde se canaliza esa energía creadora que naturalmente tienen los jóvenes?”.

Y añadió: “¿Cómo les respondemos cuando nos preguntan ‘yo terminé mi bachillerato’, ‘yo estudié en una escuela técnica’, ‘yo tengo ganas de echarle ganas para salir a trabajar y la sociedad no me da ningún destino’?”.

http://www.milenio.com/node/411280

Reforma laboral polariza posiciones

La CROC rechaza la propuesta del PAN, asegura que presentará una reforma alterna; empresarios y académicos consideran positivos y benéficos los cambios, piden aprobarlos

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión.com) — La historiaque se ha suscitado durante una década se repite. La propuesta de reforma a la Ley de Trabajo presentada por el partido Acción Nacional (PAN) ha dividido la opinión de los actores involucrados, lo que hace previsible para analistas que dicha iniciativa como está planteada no será aprobada en la Cámara de Diputados.

Los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) presentaron el 18 de marzo su iniciativa de reforma laboral a la Cámara de Diputados que pretende reformar 419 artículos de la actual ley con el objetivo, dicen, de defacilitar el acceso al mercado laboral, mejorar las relaciones de trabajo y contribuir a una repartición de la productividad más justa para el trabajador.

Y es que la crisis económica empujó a unas 2.5 millones de personas a las filas del desempleo al cierre del año pasado, según las últimas cifras dadas a conocer por el Instituto de Estadística y Geografía (INEGI).

“Los sindicatos en general y los partidos PRI, PRD, PT y PVEM han manifestado su rechazo por considerar que tal como está planteada la reforma es regresiva y afecta el derecho colectivo de los trabajadores y así no va a caminar, es necesasrio adecuarla”, advirtió Isaías González, secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) que dice agrupar a 4.5 millones de trabajadores.

Dirigentes de la CTM y de la UNT, las centrales obreras más importantes del país, no estuvieron disponibles para comentar los puntos centrales de la iniciativa de reforma.

Asegura que la iniciativa afecta los derechos colectivos e individuales de los trabajadores, por lo que el sector sindical diseñará su propia propuesta que en breve presentará.  Aunque al igual que empresarios y académicos reconoce que existen puntos positivos en la propuesta.

Puntos positivos de la reforma:

  • Evitar el trabajo infantil
  • Mayores facilidades a mujeres embarazadas
  • Inclusión de los discapacitados al mercado laboral
  • Incorporación de los recién egresados al mercado laboral

Puntos en contra:

  • Flexibilidad en el tipo de contratación pues al plantear contratos por horas se pierde el derecho a la seguridad social y prestaciones como aguinaldo, vacaciones pues no se genera antigüedad.
  • Modificaciones a la democracia sindical
  • Modificaciones al artículo 123 Constitucional

“Si se aprobara como está planteada la propuesta regresamos 100 años atrás cuando no había derecho de huelga, de asociación, a un salario, a un horario, de ese tamaño está el asunto”, dijo González.

Pero el gobierno salió a la defensa de la iniciativa panista.

“No se modifica el artículo 123 porque es uno de los pilares fundamentales de la Constitución Mexicana. Es el que tiene todo el catálogo de principios, de fundamentos de los derechos individuales y colectivos como el derecho de huelga, la contratación colectiva, la autonomía sindical, las jornadas de trabajo, las condiciones de seguridad e higiene en los centros de trabajo, la capacitación para el mismo, el acceso a la seguridad social, etc.”, dijo el secretario del Trabajo, Javier Lozano, en una entrevista conTelevisa el pasado 22 de marzo.

Para  Hugo López  académico de la Universidad Panamericana, la postura de los sindicatos no es ninguna sorpresa ya que la reforma termina con ciertos privilegios.

“So pretexto de una autonomía sindical, manejan discrecionalmente los recursos económicos , los estatutos para elecciones del modo que prefieren y les conviene a las propias directivas y como consecuencia se dan las reelecciones de los líderes sindicales y ahí es necesario un cambio”, sugirió el académico.

A su juicio la iniciativa de reforma, que hoy se encuentra en la Cámara de Diputados, es benéfica en lo general, pero pronostica que en el mejor de los casos se aprobará de manera parcial.

Quienes han avalado por completo las modificaciones es el sector privado y patronal. Incluso sus dirigentes han solicitado la aprobación de la propuesta.

El Consejo Coordinador Empresarial considera que la iniciativa de reforma es viable, sobre todo por que la mayor parte de las propuestas han sido analizadas y consensuadas desde hace muchos años con las organizaciones que representan a los trabajadores y a las empresas, dijo el viernes pasado el organismo que agrupa a las principales cámaras y asociaciones del sector privado.

“El proyecto de reforma laboral contiene aspectos positivos y no debe ser descalificado de entrada, todo lo contrario, debe ser un punto de partida para iniciar un debate serio orientado a realizar una reforma verdaderamente de fondo”, dijo Gerardo Gutiérrez, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

ARTÍCULOS RELACIONADOS

http://www.cnnexpansion.com/economia/2010/03/22/reforma-laboralmas-empleos-lozano

http://www.cnnexpansion.com/economia/2010/03/18/pan-diputados-reforma-laboral-cnn

http://www.cnnexpansion.com/economia/2010/03/12/reforma-laboral-flexibilidad-sindicato

http://www.cnnexpansion.com/economia/2010/02/26/preocupa-flexibilidad-de-reforma-laboral

http://www.cnnexpansion.com/economia/2010/03/23/otra-vez-reforma-laboral-polarizada

Por: Astrid Espinoza

Noticias e información Una Reforma laboral en México

¿Más horas de trabajo?

¿Despedir al trabajador?

(Toda información al respecto será bienvenida)

La imposición abrupta de la reforma laboral neoliberal no es aconsejable. Ya se está imponiendo la primera parte de esta reforma, abrupta e ilegítimamente con reformas legislativas antipopulares, toda vez que el derecho de la seguridad social es la otra cara de la moneda del derecho del trabajo y las grandes corporaciones se han adueñado del mundo del trabajo y de la política, y consecuentemente los trabajadores se han desvalorizado”

Especialistas presentan libro crítico a la globalización como único sistema viable

La reforma laboral neoliberal desataría el México bronco

LAURA GOMEZ FLORES

La imposición abrupta de la reforma laboral neoliberal no es aconsejable por razones políticas, económicas, culturales, sicológicas, jurídicas e históricas, pues se corre el riesgo de que se convierta en el detonador de grandes movimientos sociales, el despertar del México bronco y, posiblemente, el inicio de una tercera revolución social, advirtieron especialistas laborales y académicos.

En la presentación de su libro Reforma laboral y globalización en México Eduardo Torres, Octavio Lóyzaga, Víctor Cuevas, Eduardo Miranda, José Manuel Lastra, Rosa Albina Garavito, Héctor Muñoz, Verónica Santos, Héctor Santos, Carlos Durand, Ramiro Bautista, Próspero López y Adolfo Morales coincidieron en señalar que la primera parte de esta “escalada” inició con las reformas impositivas a la Ley del ISSSTE.

La intención, dijeron, es flexibilizar las condiciones de trabajo en favor de los empresarios para que tengan la posibilidad de contratar y despedir cuando deseen, “pauperizando” el mercado laboral, aduciendo que el neoliberalismo es el único sistema viable, realista y funcionalmente eficiente, para la organización de las economías y sociedades mundiales.

A tres años de distancia de iniciar esta investigación y negarse las autoridades de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) a publicarlo, porque “va contra su punto de vista del poder y del presidente en turno, Felipe Calderón, hacia quien algunas máximas autoridades le rinden pleitesía”, se logró que Editorial Porrúa lo editara, explica uno de sus coordinadores, Eduardo Torres.

El profesor investigador del Eje de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la UAM e investigador del Sistema Nacional de Investigadores y del Programa de Mejoramiento del Profesorado de Educación Superior señala que actualmente se enfrenta una inaplicabilidad fáctica de la legislación laboral, así como intentos de llevar a cabo la reforma laboral neoliberal.

Se busca eliminar el constitucionalismo social laboral y modificar la legislación del trabajo, suprimiendo derechos sustantivos de los trabajadores, como contar con un sueldo justo, prestaciones sociales y la seguridad de una jubilación digna, lo cual empezó a concretarse con las reformas impositivas fast track a las leyes del IMSS y del ISSSTE.

“Ya se está imponiendo la primera parte de esta reforma, abrupta e ilegítimamente con reformas legislativas antipopulares, toda vez que el derecho de la seguridad social es la otra cara de la moneda del derecho del trabajo y las grandes corporaciones se han adueñado del mundo del trabajo y de la política, y consecuentemente los trabajadores se han desvalorizado”, argumentó.

Acompañado del secretario del Trabajo y Fomento al Empleo del Distrito Federal, Benito Mirón Lince, mencionó que los ex presidentes Miguel de la Madrid Hurtado, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo y Vicente Fox fueron fieles acólitos del credo neoliberal, y que la formación profesional y vínculos de Felipe Calderón hacen suponer que habrá continuidad neoliberal, con ciertos matices.

De ahí el impulso de reformas estructurales para desmantelar las garantías sociales en las constituciones y las leyes, para empequeñecer el aparato del Estado de bienestar, y para ridiculizar y minimizar todas aquellas formas económicas, políticas y sociales que no estén de acuerdo con la “religión y filosofía neoconservadora”.

Para Rosa Albina Garavito, investigadora del Departamento de Economía de la UAM, pocos son los sectores de la economía que han escapado a las reformas constitucionales y jurídicas que han legalizado la política neoliberal inaugurada en diciembre de 1982. Uno de ellos es el laboral, lo cual no significa que las relaciones capital-trabajo no hayan sufrido transformaciones esenciales, pero por la vía de los hechos.

Así ha ocurrido con la aplicación de una política que no respeta la norma salarial, la estabilidad en el empleo, el derecho de huelga y el de organización sindical, y ha derivado en la migración de miles de mexicanos, la cual es tratada como un tema de relaciones exteriores y de seguridad nacional, cuando es parte de la problemática laboral del país, al igual que la economía informal.

Ambas cuestiones se han constituido en válvula de escape a la incapacidad de la economía para generar empleo suficiente, pero también forman parte ya de la agenda laboral del siglo xxi, que no se resolverá con una reforma neoliberal, precisó, mientras Lóyzaga advirtió que no estamos lejos de las jornadas laborales de hace dos siglos, de más de 14 horas diarias.



Nuevos intentos de reforma laboral

Néstor de Buen

Me habría gustado mucho ser el primero en lanzarse a comentar lo que será conocido como Proyecto Lozano de reforma a la Ley Federal del Trabajo. No es difícil que el responsable mayor, secretario del Trabajo, manifieste su oposición al nombre, pero me temo que no le servirá de mucho. Lo mismo quiso hacer Carlos María Abascal y no pudo impedir que el que preparó bajo su dirección una comisión mayoritariamente corporativa, se haya conocido por su apellido.

Arturo Alcalde, perverso como siempre, me ganó la partida. Lo peor del caso es que se enteró antes que yo mismo de la existencia del proyecto. A mí me llegó poco después, cuando Álvaro Castro, con gran gentileza, entregó un ejemplar a Carlos de Buen. Arturo me dijo, por cierto, que recibió una respuesta majadera de algún funcionario de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Ofreció mandarme la copia y me dejó con las ganas de leerla. Me la debe.

He hecho una revisión inicial y superficial del proyecto. No podría dar ahora una opinión definitiva, aunque sí puedo subrayar que en muchos aspectos es interesante la propuesta porque, sin duda alguna, mejora desde una perspectiva formal algunas de las disposiciones de la ley vigente. Pero lo interesante está en los puntos clave: contratos a prueba, trabajo en régimen de subcontratación, trabajo por temporada y salarios caídos o vencidos. Hay muchos otros temas pero también hay tiempo para considerarlos.

El contrato a prueba o sometido a un periodo de prueba (artículo 39-A) permite al patrón, en una relación por tiempo indeterminado, darlo por terminado sin justificar la causa dentro de los treinta primeros días de vigencia. Y si se trata de trabajadores en puestos de dirección o administración, o labores técnicas o profesionales especializadas, el plazo se extiende a 180 días.

El antecedente está hoy en el primer párrafo del artículo 47, que permite al patrón separar al trabajador si fue engañado por el propio empleado o el sindicato con certificados falsos o buenas referencias infundadas. En ese caso el patrón debe asumir la carga de la prueba, lo que no se hace en el proyecto. Éste, simplemente, plantea una libertad de despido.

En el viejo reglamento bancario se establecía, de manera general, un plazo de prueba de seis meses. Que yo sepa, a nadie se le ocurrió criticarlo. Yo lo viví, en mi primer trabajo formal, y no dejó de preocuparme. No me opondría terminantemente a admitirlo.

Un tema muy preocupante es el del llamado en el proyecto Régimen de subcontratación (artículos 15-A a 15-D). Es, ciertamente, un tema de moda. Por ahí, con intención malévola, se le llama outsourcing, como si fuera la compra de una mercancía que debe ser incluida en el armado final de un producto. En la horrorosa experiencia mexicana, no es más que el alquiler de trabajadores, como si éstos fueran objetos. La empresa que propone los servicios, generalmente insolvente, recibe del destinatario el valor de los salarios con una sabrosa comisión. El arrendador los inscribe en el IMSS y en el Infonavit y en lo que sea, y convierte al supuesto arrendatario en una empresa gloriosa que no tiene trabajadores ni las responsabilidades consiguientes.

Los artículos del proyecto que se mencionan, sin duda alguna, protegen esas soluciones ilícitas. ¡Cuidado con ellos!

Por último –y falta mucho que comentar–, se limitan los salarios caídos a seis meses (artículo 48). Ya se puede imaginar quién o quiénes redactaron ese artículo.

Volveremos sobre este tema, tan sabroso, con la finalidad de poner de manifiesto los peligros del proyecto Lozano. La verdad es que eran de esperarse

El atraco al derecho del trabajo
Arnaldo Córdova
H

ace unas semanas vi publicada en La Jornada una nota de Patricia Muñoz Ríos que daba cuenta de una propuesta de reforma laboral presentada por el secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón. La nota me hizo pensar que Don Roque había ya ofrecido una iniciativa de ley en toda forma. La busqué sin éxito. Lo que obtuve por Internet fue un documento de 114 cuartillas en forma de dos columnas: una, con los artículos de la ley vigente que se sugiere se reformen y, otra, con las reformas propuestas. El artículo de Arturo Alcalde Justiniani no lo leí por andar fuera de la ciudad, pero luego leí el de Néstor de Buen, quien habla de una supuesta “ley Lozano”. Le pedí que me mandara el documento, pero sólo me envió el que yo ya había bajado.

Como lo señaló Arturo, no se trata de un proyecto de ley, sino, dice él, de “una especie de pliego petitorio empresarial”. Se presenta como la recopilación de todas las propuestas que se han hecho a lo largo del debate en torno de la reforma y Alcalde lo desmiente con toda razón, pues ignora totalmente las que se hicieron y, además, bien fundadas, desde la academia y los especialistas, el sindicalismo, el foro, la sociedad civil y la experiencia internacional. En los hechos, se trata de una abolición del régimen constitucional del trabajo que conlleva varios rubros, entre ellos el arrinconamiento del sindicalismo como asociación de defensa y resistencia de los trabajadores, la anulación de la figura del contrato, individual o colectivo, y directo entre el patrono y el trabajador (se sustituye por el contratismo de mano de obra, el llamado a la gringa outsourcing, y se le trata de reglamentar in extenso) y, con ello, las responsabilidades constitucionales del empleador.

También se lleva al derecho de huelga y sus objetivos, constitucionales asimismo, que consisten en “conseguir el equilibrio entre los diversos factores de la producción, armonizando los derechos del trabajo con los del capital” (actual fracción 18 del apartado A del 123), casi a los límites fuera del derecho. No sólo se propone toda una serie de nuevos requisitos, entre los cuales está el que cada trabajador se declare en favor o en contra del movimiento, así como el de obligar a los sindicatos a proporcionar sus nombres, sino que, en caso de huelgas prolongadas (los mineros son expertos en hacer huelgas que a veces duran hasta siete o más años), el patrón afectado sólo estará obligado a pagar seis meses de salarios caídos (artículos 899-A, fracción tercera; 920, fracción cuarta, inciso c, y 48).

Cuando en 1917 el diputado constituyente Froylán C. Manjarrez propuso que se adicionara el texto constitucional con un título sexto, integrado por un único artículo que sería el 123, en Estados Unidos y otros países funcionaba plenamente el contratismo de mano de obra que buscaba, esencialmente, evitar la acción de los sindicatos y anular la libertad del trabajador para tratar directamente con su empleador. En ese sistema, el patrono estaba libre de compromisos con el trabajador y éste sólo se las entendía con su contratista. En México, la contratación directa del trabajador con su empresario en lo individual o de su sindicato con el mismo fue la regla imperante hasta hace unos años, cuando empezó a prosperar ese nuevo modo de hacer negocios que muchos llaman neoliberalismo.

Ese sistema llegó a anular, incluso, la labor servil de los sindicatos blancos para proteger a los capitalistas de las demandas de sus trabajadores, que siempre consideraron excesivas. Nunca ha funcionado bien en México. Se usa, muchísimas veces, fuera de la ley y abiertamente para anular los derechos constitucionales del trabajo. De la Madrid, Salinas y, más todavía, Zedillo lo hicieron progresar. De pronto vimos que los abogados de los trabajadores empezaron a perder sus juicios por la sencilla razón de que los derechos de sus representados ya no caían en las anteriores previsiones de la Ley Federal del Trabajo y que, en los juicios de amparo, ya no podían alegar en favor de ellos las instituciones del artículo 123 constitucional.

Los artículos 15-A a 15-5 del pliego petitorio de Don Roque son un intento por consagrar ese inicuo sistema. El primer artículo lo define como “subcontratación” y establece que el “subcontratista” acordará con el patrón todo lo conducente. Del trabajador no se dice ni media palabra. El siguiente (15-B) dice que el contrato entre ellos será por escrito. El que viene después (15-C) establece que el subcontratista deberá cumplir con las disposiciones en la materia, cosa que se deja en el aire. El último (15-D) contempla la posibilidad de dolo si el subcontratista simula salarios y prestaciones menores o usa a los trabajadores en varias empresas. Todo mundo sabe que todo eso no tiene forma de verificarse y lo usual es que ni la autoridad laboral se dé cuenta de cómo funciona en los hechos.

El 123 sólo refiere esa forma de empleo en su fracción 14 del apartado A, en la obligatoriedad del patrono de hacerse responsable en caso de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales. En el proyecto de Don Roque no se hace mención de ello. El subcontratista, por lo que puede verse, sólo hace contratos individuales y nunca colectivos, pues no trata con sindicatos. Así que al patrono se le facilita la tarea: trata con el subcontratista cuando no le conviene el sindicato y (dudo que se dé el caso) viceversa. El resultado es la abolición del 123 y su estructura garantista. Si a esto se añade la práctica de la flexibilización de las relaciones laborales, que consiste en utilizar al trabajador sólo en los tiempos en que el empresario lo necesite y que no se acaba de reglamentar adecuadamente, el cuadro está completo: la total anulación de los derechos del trabajador y del 123 que lo protege o debería hacerlo, pues la jornada de trabajo, garantizada constitucionalmente, se vuelve una entelequia. El nuevo artículo 83 permitiría el pago del tiempo de trabajo no por jornada, sino por horas.

Como podrá verse, de aprobarse las propuestas de Don Roque y de sus amos panistas (antes lo fueron priístas), ya no habría modo racional, humano (humanista, decía Mario de la Cueva), constitucional ni jurídico de concebir al trabajador como ser que produce la riqueza nacional y que, como tal, debe ser considerado y protegido como un bien de la nación. Si el empresario no aporta o no lo puede hacer, su riqueza, hay otras fuentes de financiamiento de la producción. Sin el trabajador no hay producción posible ni podrá haber país para los mexicanos. A algunos, no hay remedio, nos encanta ser“catastrofistas”.

Ven clima desfavorable para reforma laboral
El coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Emilio Gamboa Patrón, señaló que en el contexto que vive México no se obtendrán los

Ven clima desfavorable para reforma laboral consensos de empresarios ni de sindicatosNotimex

El Universal
Ciudad de México Lunes 09 de febrero de 2009
15:32


El coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Emilio Gamboa Patrón, afirmó que no hay ambiente favorable para una reforma laboral, y que para enfrentar la crisis se necesitan opciones rápidas, no abrir un frente que crispe más el ambiente.

“Estoy convencido de que en este momento de crisis no existe un ambiente favorable, ni entre los sindicatos, ni entre los empresarios para hablar de una reforma laboral. Lo único que ocurriría es que se crisparía más el ambiente”, dijo.

Entrevistado en San Lázaro, en el marco del foro “México ante la crisis, ¨qué hacer para crecer”, se dijo convencido de la necesidad de reformas; sin embargo, en el contexto que vive México en estos momentos no se obtendrán los consensos de empresarios ni de sindicatos.

Gamboa Patrón confió en que en el próximo periodo ordinario de sesiones se apruebe la reforma laboral; “sin duda alguna será uno de los temas urgentes para la siguiente legislatura”, acotó.

Puntualizó que la falta de un programa más agresivo para hacer frente a la crisis y a la embestida internacional es lo que detiene el desarrollo, por ello aseguró que las conclusiones del foro “México ante la crisis, qué hacer para crecer?” ayudarán al gobierno federal a tomar mejores decisiones.

Lo principal es evitar el desempleo masivo, recalcó, e insistió en que la iniciativa para crear un fondo de inversión destinado a infraestructura y a promover el empleo será una contribución del
Poder Legislativo para hacer frente a la crisis económica.

vsg

Reconoce Lozano necesidad de una reforma laboral
Señala el secretario del Trabajo que la ley actual encierra conceptos positivos, pero nació en otro contexto, y tiene aspectos que podrían considerarla cerrada

Durante su participación en el foro “México ante la crisis: ¿qué hacer para crecer?” recordó ante diputados y senadores que actualmente hay 264 iniciativas relativas al ámbito laboral, que se han presentado durante los últimos 11 años, en espera de ser dictaminadas y votadas.

En el Auditorio “E” de la Cámara de Dipuatdos, recordó que el marco jurídico laboral la actual data de mayo de 1970.

Opinó que la ley actual encierra conceptos positivos, pero nació en otro contexto, y tiene aspectos que podrían considerarla cerrada.

Lozano refirió que se trata de una ley que poco incentiva a la productividad y a la competitividad.

No cabe duda, dijo, que la ley está llena de buenos propósitos pero sin instrumentos para llevarlos a la práctica, inhibe la competencia, arroja a muchos al desempleo.

El funcionario federal dijo ser el primero en aceptar que el aspecto laboral no es satisfactorio hasta el momento.

Se unió a las voces que consideran que para enfrentar la crisis, no debe haber pasmo ni desánimo, y se debe hacer todo por preservar el empleo, el poder adquisitivo y la paz laboral.

El funcionario dijo que no debe quedar “la menor duda” de que el presidente Felipe Calderón se echará mano de toda la capacidad del gobierno para amortiguar el impacto negativo de la crisis.

Lozano pidió ver que la crisis es temporal, y se padece pero “no es para toda la vida”,

Ofreció datos reveladores: en México al menos tres millones de niños trabajan, de los cuales un millón 100 mil son menores de 14 años.

grg

Boletines / Febrero 2009

Boletín 011

9 de febrero de 2009

Presenta titular de la STPS documento “Hacia una Reforma Laboral para la Productividad y la Previsión Social”

• Anexo, resultado del análisis a las propuestas de reforma a la LFT El Secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón, presentó con esta fecha en el marco del Foro “México ante la Crisis, Qué hacer para Crecer”, organizado por el H. Congreso del Unión, un documento que incorpora una serie de propuestas que derivan de las coincidencias y puntos más relevantes de las 264 iniciativas de reforma a la Ley Federal del Trabajo, presentadas en los últimos once años por los diversos partidos políticos.Este documento contiene, asimismo, la posición de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en cuanto a los puntos críticos de una probable reforma laboral, en la cual destacan 21 propuestas:1. Incorporar en el texto de la ley la definición de trabajo decente, tomando en cuenta los parámetros de la Organización Internacional del Trabajo, tales como el respeto a la dignidad humana del trabajador, acceso a seguridad social, salario remunerador, mejores condiciones de seguridad e higiene, y capacitación para el incremento de la productividad laboral.

2. Combatir el trabajo infantil, estableciendo penas privativas de libertad a quienes contraten a menores de 14 años.

3. Facilitar el acceso y desempeño de los trabajadores con discapacidad, estableciendo obligaciones para los empleadores de adecuar las instalaciones en los centros de trabajo.

4. Prohibir la exigencia de presentar certificados médicos de ingravidez como requisito para acceder o permanecer en un empleo.

5. Flexibilizar la distribución de las semanas de descanso, anteriores y posteriores al parto, para las madres trabajadoras.


6. Privilegiar la capacitación como vía de acceso a las vacantes o puestos de nueva creación, eliminando el “escalafón ciego” como el criterio principal y casi único para realizar promociones del personal.

7. Fomentar en los trabajadores las multihabilidades y multifuncionalidades para el incremento de la productividad y el mejoramiento de sus ingresos personales.

8. Incorporar nuevas modalidades de contratación individual tales como: períodos de prueba, contratos de capacitación inicial y trabajo de temporada, a fin de romper el círculo vicioso en el que los jóvenes no tienen empleo porque no cuentan con experiencia, y no tienen experiencia porque no les dan una oportunidad de empleo.

9. Mejorar el ingreso de los trabajadores a partir de aumentos en la productividad, vía una mayor inversión en capacitación y adiestramiento.

10. Facilitar a la autoridad el mecanismo para la clausura inmediata de los centros de trabajo, cuando exista peligro inminente para la vida, la salud o la integridad de las personas.

11. Facilitar la actualización permanente, ágil y oportuna de las tablas de enfermedades de trabajo y de valuación de las incapacidades. Se propone que, en el futuro, sean emitidas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, al margen de la Ley Federal del Trabajo, previa opinión de la Comisión Consultiva Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Por increíble que parezca, desde hace 39 años no se actualizan estas tablas, precisamente por estar incorporadas en una Ley intocada.

12. Dignificar las condiciones laborales de los jornaleros agrícolas, al llevar un registro puntual de su desarrollo laboral y al dotarlos de alimentación sana y nutritiva, agua potable durante la jornada laboral, transporte gratuito, servicios de guardería, y para que cuenten con intérprete en caso de ser necesario, entre otros aspectos.
13. Hacer obligatoria la publicación de los contratos colectivos de trabajo y los registros de los sindicatos, para las autoridades laborales de jurisdicción local, tal y como ya se hace a nivel federal aun sin esta obligación legal.
14. Establecer un Servicio Profesional de Carrera específico para la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

15. Exigir título de licenciado en derecho o abogado, como requisito para el personal jurídico de las instituciones de administración y procuración de justicia laboral.

16. Regular y promover el uso de tecnologías de la información en los procedimientos jurisdiccionales para hacerlos más ágiles y sencillos.

17. Tramitar los juicios individuales de seguridad social, bajo un procedimiento especial, contribuyendo a eliminar el rezago existente en la atención de expedientes.
18. Incorporar en la ley el voto libre, directo y secreto para el desahogo de la prueba del recuento de los trabajadores. Con esto se hace la ley consistente con el criterio de la resolución que al respecto emitió recientemente la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Asimismo, eliminar la llamada “cláusula de exclusión por separación”, misma que, inconstitucionalmente, castiga al trabajador que es expulsado de su sindicato o bien que, por su propio pie, decide separarse del mismo y que, en la actualidad, le representa el despido fulminante por parte del patrón, sin responsabilidad alguna para éste.

19. Permitir explícitamente el que el pago del salario de los trabajadores se pueda realizar por medio de depósito en cuenta bancaria, tarjeta de débito, o cualquier otro medio electrónico.

20. Incorporar como una modalidad del “trabajo a domicilio” al llamado “teletrabajo”, para facilitar la prestación de servicios desde el hogar y a través de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

21. Incrementar significativamente el monto de las sanciones por infracciones a la Ley, con el objeto de disuadir efectivamente su incumplimiento. Hoy es más barato violar la ley y pagar la multa que cumplir con lo debido. Así, se propone pasar de 315 a 5 mil veces el salario mínimo diario en el Distrito Federal, como sanción máxima para el caso de cada violación a la legislación.

Finalmente, Javier Lozano Alarcón dijo que tiene la confianza de que todos los ahí presentes sabremos honrar el compromiso que asumimos el pasado 7 de enero en el “Acuerdo Nacional en Favor de la Economía Familiar y el Empleo”, conforme al cual convenimos, y citó textualmente: “Analizar temas de naturaleza jurídica en el ámbito laboral para promover la actualización del marco normativo en la materia con el fin de favorecer la generación de empleos bien remunerados y con seguridad social, la productividad, la competitividad de la economía nacional, la previsión social y la impartición de justicia laboral. Todo ello se hará con pleno respeto a los derechos individuales y colectivos consagrados en la Constitución General de la República”.

El Secretario del Trabajo y Previsión Social estableció: “No es necesario esperar la llegada de nuevas iniciativas para sentarnos a la mesa y discutir la Reforma Laboral. Tiene el Congreso de la Unión, en sus manos, 264 iniciativas que se han planteado formalmente en los últimos once años, ante ambas Cámaras Legislativas, de distinto corte y profundidad, y que esperan su turno para ser dictaminadas y votadas”.

Y mi segunda esperanza, no menos importante, es que este Foro de verdad llegue más allá de la mera integración de un expediente y sirva para acordar y llevar a buen puerto las prioridades de la agenda económica y laboral, no sólo con el fin de enfrentar la presente crisis sino, como su nombre lo indica, para crecer y crecer bien en un futuro no lejano.
“Como pocas veces en la historia reciente, se nos presenta la oportunidad de abordar y concretar una reforma laboral que lleva lustros en la espera. Y, también, como pocas veces, la historia habrá de juzgar con puntualidad todo lo que hagamos o dejemos de hacer por el bien de nuestro país”, concluyo diciendo.
NOTA: EL DOCUMENTO AL QUE SE HACE ALUSIÓN, INTITULADO HACIA UNA REFORMA LABORAL PARA LA PRODUCTIVIDAD Y LA PREVISIÓN SOCIAL TAMBIEN PUEDE SER CONSULTADIO EN LA PÁGINA DE INTERNET DE LA STPS

www.stps.gob.mx

reforma-laboral

• Anexo, resultado del análisis a las propuestas de reforma a la LFT

Reforma laboral del gobierno de Calderón

Javier Aguilar García*

Presentación

La posible reforma a la legislación laboral constituye parte de la mundialización e incluye características económicas, políticas y culturales, que se han expresado formalmente en los últimos tres decenios, donde los organismos multilaterales como el FMI, el Banco Mundial o la OCDE tienen presencia e importancia definitiva para el rumbo del desarrollo económico; por tanto, no debe extrañar que se realicen reuniones internacionales para definir las políticas a seguir que son adoptadas por los numerosos Estados nacionales y sus respectivos gobiernos, resultados de estas reuniones son los documentos como el Consenso de Washington (1990) y la Cumbre de Santiago (1998), donde se ha mencionado el propósito de desregular las economías y, en particular, la vida laboral.

La mayor parte de los países de Latinoamérica y los europeos han efectuado reformas específicas a la legislación laboral y a los sistemas de seguridad social. En México ya se han verificado reformas a la seguridad social y desde hace dos decenios está en suspenso una posible reforma a la legislación laboral, en particular, a la Ley Federal del Trabajo.

Antecedentes de la reforma laboral

Durante el gobierno de Miguel de la Madrid (1982-1988), el mundo laboral de México vivió cambios muy drásticos y profundos. Sin recurrir a ninguna reforma legal se transformaron de tajo las relaciones obrero-patronales; además, en los hechos se rompió con la alianza que había existido durante más de sesenta años entre el Estado y los trabajadores, entre el gobierno y los sindicatos.

En el sexenio de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), se formularon propuestas para reformar la Ley Federal del Trabajo. Se formaron mesas de discusión con los sectores involucrados, pero finalmente no se llegó a un acuerdo y el presidente dejó suspendida la iniciativa en 1991.

Durante el gobierno de Ernesto Zedillo (1994-2000), el Partido Acción Nacional presentó, en 1995, una iniciativa de reforma a la legislación laboral; en el mismo año, la OCDE recomendó a México una desregulación del mercado de trabajo a través de una reforma a la legislación laboral y la seguridad social.

En su turno, el presidente Zedillo promovió tres reformas en el campo laboral: 1) una reforma a la Ley del IMSS en 1995; 2) La promulgación de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, en mayo de 1996; estas acciones jurídicas se aplicaron a partir de 1997 y significaron cambios profundos en las prestaciones sociales de los trabajadores mexicanos y, 3) en 1998 se promovió una reforma a la Ley Federal del Trabajo, pero se presentaron obstáculos políticos dentro y fuera del Congreso.

En el sexenio de Vicente Fox (2000-2006), se intentó reformar la legislación laboral. La Secretaría del Trabajo convocó a los diversos sectores a una serie de mesas redondas para formular un anteproyecto. En diciembre de 2002, el Diputado Roberto Ruiz Angeles a nombre de los grupos parlamentarios del PRI, PAN y PVEM, presentó una “Iniciativa de reformas a diversos artículos de la Ley Federal del Trabajo”, que se discutió en el transcurso de 2003, pero finalmente no se aprobó por falta de acuerdos políticos y laborales con los representantes del sector obrero.

En los sexenios indicados se ha intentado reformar insistentemente la legislación laboral, pero no ha habido éxito; sin embargo, en la vida práctica si se han modificado las relaciones obrero-patronales.

Gobierno de Felipe Calderón

En el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, está planteándose nuevamente una reforma a la legislación laboral. Las principales propuestas fueron expresadas por Álvaro Castro Estrada, subsecretario de Trabajo, Seguridad y Previsión Social de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, en ocasión del Seminario “Panorama Laboral 2007-2008”, el 21 de noviembre de 2007, en el Club de Banqueros de México; de este documento hemos seleccionado algunos párrafos y los vamos a comentar.

El primer aspecto a subrayar es que la Secretaría del Trabajo hizo una revisión exhaustiva de todas las iniciativas presentadas en los últimos 10 años. Afirman que revisaron un total de 196 iniciativas de reforma a la Ley Federal del Trabajo, de la cuales 175 provienen de la Cámara de Diputados y 21 de la Cámara de Senadores.

El segundo aspecto son los objetivos que se plantea la Secretaría del Trabajo para enriquecer “la iniciativa de los sectores” propuesta en 2002. Los objetivos enumerados son: 1. Impulsar la creación de más empleo; 2. Incrementar la productividad y la competitividad del país; 3. Eliminar la discriminación y promover la equidad en las relaciones de trabajo; 4. Actualizar el marco jurídico de la capacitación; 5. Fortalecer los sindicatos auténticos y aumentar la transparencia en la contratación colectiva. y 6. Fortalecer la paz laboral, otorgar mayor certeza jurídica y privilegiar la conciliación en los procedimientos laborales”1. La conclusión que hace Álvaro Castro Estrada sobre estos puntos es: “La suma de estos seis objetivos permitirá mejorar las condiciones de vida de los trabajadores y sus familias.” Lo que no se ve es de qué manera éstos objetivos van a beneficiar a los trabajadores.

Los temas más relevantes para modernizar la ley laboral

Según el subsecretario del trabajo son siete los temas más relevantes que se observan para “modernizar” la Ley Federal del Trabajo:

1) Nuevas modalidades de contratos individuales de trabajo

“Se establecerían nuevas modalidades de contratos individuales de trabajo, como serían los “contratos a prueba” o de “capacitación inicial”. Asimismo, se regularían expresamente las relaciones de trabajo “por temporada” que aunque en la ley vigente se infiere su existencia, con la reforma se hace explícita su regulación. La relación de trabajo con periodo de prueba se daría hasta por 30 días como regla general y por 180 días, para puestos de dirección, gerenciales o para labores técnicas o profesionales especializadas, lo que amplía las posibilidades de contratación. El contrato de “capacitación inicial”, sería aquel mediante el cual el trabajador adquiriría los conocimientos o habilidades necesarios para una actividad determinada, percibiendo un salario acorde con la categoría del puesto que desempeñe. Este tipo de contrato, tendría una duración de hasta de tres meses –por regla general– y hasta de seis meses cuando se trate de trabajadores para puestos de dirección, gerenciales y demás personas que ejerzan funciones de dirección o administración en la empresa o, bien, para labores técnicas o profesionales especializadas. Con este tipo de contratos, se pretende romper el círculo vicioso de “no tengo trabajo por no estar capacitado y no tengo capacitación porque no tengo trabajo.”

Estas modalidades de contratación tienen el propósito de no otorgar estabilidad en el empleo y todos los derechos que se derivan como es la antigüedad que tiene efectos muy importantes en la prestación de las pensiones.

2) Distribución de la jornada de trabajo

“Se contemplaría que patrones y trabajadores puedan convenir la ampliación de la jornada diaria de trabajo, así como un programa de acumulación mensual de horas laborables, o “banco de horas”, con el fin de permitir a los trabajadores el reposo acumulado de varios días a la semana, sin contravenir las exigencias del artículo 123 Constitucional, fracción XXVII, inciso a).”

En realidad, la propuesta rompe con el derecho del trabajador a laborar 8 horas por día y disponer de horas de descanso. Es un paso para suprimir el tiempo extra y para establecer el pago por horas en la Ley Federal del Trabajo.

3) Simplificación de las obligaciones patronales en materia de capacitación y adiestramiento

“Se modificaría integralmente el capítulo relativo a la capacitación y el adiestramiento de los trabajadores, denominándolo “De la productividad, formación y capacitación de los trabajadores”. Se prevé que sólo las empresas que tengan más de 20 trabajadores deben integrar las comisiones mixtas de productividad, capacitación y adiestramiento.

“Se suprimirían diversas obligaciones en esta materia, entre las que destacan: a) Registrar ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, los planes y programas de capacitación y adiestramiento de las empresas. b) El procedimiento de autorización y registro ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, por parte de las instituciones o escuelas que deseen impartir capacitación o adiestramiento. c) El registro de constancias de habilidades laborales”.

Es una manera de descargar la responsabilidad de las empresas para capacitar a sus trabajadores; sin embargo, les van a exigir mayor productividad.

4) Medidas para incrementar la productividad y la competitividad del país

“Se suprimiría el “escalafón ciego” y de esta forma se privilegiaría a la capacitación como el principal criterio para el ascenso de los trabajadores a puestos vacantes o de nueva creación, por sobre la antigüedad de los trabajadores. Se favorecería la “multihabilidad”, como un factor que permitiría a los trabajadores, percibir ingresos mayores, es decir, podrá convenirse que los trabajadores desempeñen labores o tareas conexas o complementarias a su labor principal, siempre que reciban el ajuste salarial correspondiente”.

Las empresas no quieren capacitar, pero si plantean que los trabajadores incrementen la productividad y la competitividad por si solos.

5) Registro sindical

“La iniciativa contempla que el registro de los sindicatos pueda cancelarse por no proporcionar informes a las autoridades del trabajo respecto a su actuación como sindicato y por no informar cada seis meses de las altas y bajas de sus miembros. La Junta de Conciliación y Arbitraje correspondiente conocería sobre la cancelación de registro de un sindicato, a solicitud de integrantes del propio sindicato y de toda persona con interés jurídico”.

De esta forma, se amplían y precisan nuevos motivos para solicitar la cancelación del registro del registro a los sindicatos, pretendiendo borrar la autonomía sindical.

6) Requisitos para la firma de un contrato colectivo de trabajo

“Se contempla que cuando un sindicato vaya a celebrar un contrato colectivo de trabajo, debe formular la solicitud por escrito, misma que contendrá la firma de los representantes del sindicato y de los trabajadores que representa; y deberá acompañar las constancias vigentes que hayan sido expedidas por la autoridad registradora, relativas a su inscripción. En caso contrario, no se podrá depositar el contrato colectivo.”

Con esta medida, se incrementan los obstáculos para que los sindicatos no accedan a los contratos colectivos.

7) Fortalecer la justicia laboral

“Se incorpora expresamente en el proceso laboral el principio de la conciliación. Durante todo el procedimiento y hasta antes de dictarse el laudo, las juntas intentarán que las partes resuelvan los conflictos mediante la conciliación. Para apoyar en estas tareas se incorporaría a los “funcionarios conciliadores” como parte del personal jurídico de las juntas. Se tiene previsto que el personal jurídico de las juntas de conciliación y arbitraje cuenten con título y cédula de licenciado en derecho, que se hayan distinguido en estudios de derecho del trabajo y gocen de buena reputación. “También será necesario contar con título de licenciado en derecho y la cédula correspondiente para fungir como representante de los trabajadores y de los patrones ante las juntas de conciliación y arbitraje.”2

Se trata de obligar a los funcionarios de la STPS y de las juntas de conciliación a que se profesionalicen y de obligar a los sindicatos a tener profesionistas registrados.

Propuestas de reforma procesal

En el proyecto de Reforma Laboral de 2002 se consideraban también 11 medidas de carácter procesal. En el documento de 2007, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social propone otras 16 medidas de carácter procesal; en total, son 37 medidas que tienden a facilitar: 1) los procesos de flexibilizar el trabajo; 2) fortalecer la acción de las empresas; 3) limitar la acción de los sindicatos y sus representantes; 4) otorgar a las autoridades del trabajo mecanismos de control, de mediación y de punición.

Otro aspecto para destacar es que, según la STPS, ya no es tiempo de hacer consultas, sino de llegar a acuerdos concretos. En este contexto, el Subsecretario del Trabajo indicó en su documento: “Lo ha señalado el Secretario del Trabajo y Previsión Social en otras ocasiones y en esta me permito retomar sus palabras: ‘necesitamos hacer una reforma posible, no la reforma perfecta’. Es cierto, ya no es tiempo de consultas, sino de llegar a acuerdos concretos.”3 De esta manera puede concluirse que para los funcionarios de la STPS ya se terminó el tiempo de las consultas, porqué ya están de acuerdo los llamados “sectores” que no son otros que los líderes del sindicalismo corporativo y los de las organizaciones patronales, es decir, la consulta se hizo a las cúpulas, pero no al conjunto de la sociedad.

A manera de conclusiones puede señalarse que:

1) Las anteriores y las nuevas propuestas de reforma a la legislación laboral responden a las condiciones actuales del capitalismo y a las políticas impulsadas por organismos internacionales como el FMI, el BM, la OCDE; finalmente, responden a las políticas planteadas por los Estados nacionales como el mexicano.

2) Estamos observando la sustitución de un modelo de relaciones laborales rígido por un nuevo modelo denominado flexible.

3) El nuevo modelo se basa en los principios de productividad, competitividad, movilidad y multihabilidad (polivalencia).

4) Los derechos laborales de orden colectivo, como la libertad de asociación, la contratación colectiva y la huelga se han visto restringidos de diversas maneras y tienden a limitarlos más.

5) Las prestaciones sociales y, en particular, la seguridad social viene transitando de un régimen de solidaridad social a un régimen de aportaciones individuales, administrados ya no por las instituciones del Estado, sino por la banca privada, recordemos en este punto a las reformas a las leyes del IMSS y del ISSSTE.

6) Los siete temas más relevantes para reformar la Ley Federal del Trabajo en 2007 se  mantienen, profundizan y se precisan los aspectos de la flexibilización del trabajo planteados en las anteriores propuestas de reforma dictadas en 1989, 1995, 1998, 2002, favoreciendo los mecanismos para la acción de las autoridades y de los patrones.

7) La propuesta de 2007 no incluye políticas o medidas concretas para incrementar los salarios reales, que han estado deprimidos desde 1983; se establece el criterio de productividad para el trabajo, pero no establece de qué manera se beneficiará salarial y socialmente a los trabajadores.

La propuesta no establece mecanismos para incrementar el empleo formal, más bien establece mecanismos para legalizar el empleo informal que existe en México.

9) La propuesta tampoco contiene mecanismos para reformar la vida de los sindicatos, que tiene asignaturas pendientes como la democracia, la transparencia, la rotación de los líderes, la autonomía frente a los partidos, las empresas y el gobierno, por citar algunos de los asuntos relevantes.

10) La reforma no contiene mecanismos para evitar los contratos de protección, no contiene sanciones para los patrones o empresas que manejan estos contratos y carece de sanciones para los líderes sindicales o los abogados que promueven y firman estos documentos sin consultar a los trabajadores.

11) El conjunto de la reforma laboral presupone un modelo económico que pretende incrementar la riqueza mediante la elevación de la productividad y reducción de los costos; sin embargo, este modelo no tiene un sentido social para redistribuir la riqueza y beneficiar a los trabajadores (formales e informales, migrantes, etcétera) y el conjunto de la población.

12) La reforma laboral no puede valorarse de manera aislada, no puede reducirse a un conjunto de planteamientos jurídicos; tiene que estar orientada a proponer el beneficio de la nación en su conjunto; recordemos que la reforma laboral no será aplicada a una sola empresa o grupo de empresas, sino a la totalidad del país.

13) La flexibilidad del trabajo es una propuesta del Estado mexicano para incorporarse a la globalización. También puede verse como una forma concreta para apoyar destacadamente a las empresas; sin embargo, esto no es garantía de que los trabajadores mejoren sus niveles de bienestar o de que existirá necesariamente una mejor distribución de la riqueza a nivel nacional.

La posible reforma laboral tendría que ser discutida más ampliamente por el conjunto de la sociedad y no sólo por los grupos parlamentarios; igualmente, tendría que formar parte de un nuevo programa económico-social que se proponga alcanzar el pleno desarrollo del país.

* Instituto de Investigaciones Sociales, Universidad Nacional Autónoma de México (jag@servidor.unam.mx).

1 Secretaría del Trabajo y Previsión Social (www.stps.gob.mx), 21 de noviembre de 2007.

2 Los puntos expuestos en el discurso del 21 de noviembre de 2007 han sido comentados en: Jesús Luna Arias, “No dejes que te vuelen tus derechos”, en Trabajo y Democracia Hoy, Año 17, No. 95, noviembre-diciembre de 2007, pp. 21-24.

3 Igualmente, el discurso del 21 de noviembre de 2007 ha sido comentado por: Patricia Muños Ríos, “La propuesta de reforma laboral reduce obligaciones a los patrones”, en La Jornada, 14 de enero de 2008.

Crisis económica no justifica desaparecer derechos laboralesCrisis económica no justifica desaparecer derechos laborales


Escrito por CRUZ PÉREZ HERRERA
Domingo, 22 de Febrero de 2009 00:00
CUERNAVACA. La Federación de Trabajadores de Morelos (CTM) que agrupa a sindicatos, con más de 70 mil afiliados, está preparada para hacer una defensa a ultranza de los derechos laborales conquistados a lo largo de la historia y consagrados en la actual Ley Federal del Trabajo, pues existe la presunción fundada de que el sector patronal pudiera aprovechar la crisis económica para tratar de hacerlos desaparecer.
El dirigente estatal de la federación, Vinicio Limón Rivera, indicó que de hecho, desde hace tiempo muchos empresarios e industriales han contratado personal al que se le limitan las prestaciones a la del servicio médico y dejaron de pagar sus aportaciones al Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda (Infonavit), pago de primas dominicales y vacacionales, jornadas laborales mayores de ocho horas y programas de becas y de capacitación para los empleados.
Explicó que la mayoría de esas violaciones son cometidas en empresas e industrias cuyos trabajadores carecen de organizaciones que los representen o bien sus sindicatos son de los llamados “blancos” que normalmente funcionan para proteger los intereses patronales y no para defender los derechos de los trabajadores.
Añadió que en la actual revisión de contratos colectivos de trabajo, muchos patrones se muestran renuentes a conceder aumentos salariales al menos del 4.6 por ciento, límite fijado por la Comisión Nacional de Salarios Mínimos y para otorgar prestaciones.
Advirtió que en el caso de los sindicatos cetemistas hay plena conciencia de la crisis económica que padece el país, por lo que sujetan sus demandas de aumento salarial a las posibilidades reales de cada empresa.
“Cada trabajador y su sindicato conocen perfectamente la situación económica de la empresa y saben hasta qué punto pueden elevar sus peticiones”, precisó el dirigente.
Sin embargo no pueden quedar sujetas a negociación reducciones salariales pactadas con anterioridad, aumento de jornada laboral sin el pago correspondiente “porque tampoco se trata de que los trabajadores pasen hambre con la disculpa de que sólo así se conservará la fuente de trabajo”.
La operación de toda empresa o industria tiene que soportar los costos de producción en los que se incluyen los salarios, concluyó Limón Rivera.

Sindicatos y reforma laboral

José Rubinstein
30-Ene-2009

En la actual crisis de la crisis, en nuestro país se hace impostergable la implementación de una reforma laboral que impulse productividad y competitividad, pero preserve fundamentalmente los derechos de los trabajadores.

El desprestigio ganado a pulso en sonados excesos cometidos por líderes sindicales que anteponen el autoservicio al de sus representados, evidencia a una casta de privilegiados gestores exentos de toda rendición de cuentas y cuya permanencia al frente de su agrupación suele empatar con sus propios tiempos de vida.

Líderes provistos de inusitada habilidad para sacudirse con sorprendente cinismo cuanta evidencia los señale, persisten con el visto bueno de regímenes alternos de los que parecieran haber obtenido un salvoconducto para poder hacer y poder pasar.

Es imperativo purgar las tuberías del sindicalismo vigente ,estableciendo en definitiva la no reelección —¿recuerda usted aquel famoso lema revolucionario?— de sus líderes, acompañada de la disposición sindical para transparentar sus finanzas internas y “acompletada” con la ineludible obligación de pagar impuestos.

Desde sus inicios, por su misma conformación, el sindicalismo propició la presencia de líderes ajenos a las auténticas aspiraciones de sus representados. Líderes pertenecientes a un hegemónico partido político —hasta el año 2000— comúnmente encumbrados a diputados, senadores y hasta gobernadores.

Las principales semillas que germinaron nuestro sindicalismo fueron el Círculo de Obreros —1872— y la Casa del Obrero Mundial, en 1912. A modo anecdótico, la primera huelga convocada por la Casa fue en el Café Inglés, donde los trabajadores huelguistas ocuparon las mesas como si se tratara de comensales del establecimiento.

Podríamos decir que el movimiento sindical adquirió su estructura formal con la creación de la Confederación Regional Obrero Mexicana, la CROM, en 1918, a cuyo frente estuvo el alfil del luego presidente Calles, Luis N. Morones.

La Confederación General de Obreros y Campesinos de México —CGOCM, 1933— fue el antecedente directo de la Confederación de Trabajadores de México —CTM, 1936—, cuyo primer secretario general fue Vicente Lombardo Toledano. Dicha organización fue apoyada por el presidente Lázaro Cárdenas.

Es en 1941 cuando en la CTM se inicia la etapa de Fidel Velázquez, quien llegó para quedarse y encabezar el mayor movimiento sindical del siglo XX, paralelo a e incrustado en la supremacía del PRI en su condición de partido en el poder.

A la muerte de don Fidel, en 1997, con Leonardo Rodríguez Alcaine, la CTM se vino a pique, lo cual coincidió con el epílogo del PRI en la Presidencia de la República. Ahora, Joaquín Gamboa Pascoe tose, de repente, a modo de recordatorio de que la CTM aún respira.

El arribo del PAN a la Presidencia en 2000 significó una sacudida al ya de por sí debilitado sindicalismo, acentuado con el nombramiento como secretario del Trabajo del ex dirigente patronal —Coparmex– y con vínculos ideológicos con el movimiento sinarquista, Carlos Abascal.

Actualmente prevalecen tres diferentes representaciones sindicales, con su particular visión:

1. Sindicalismo corporativo, mismo que desde sus orígenes ha constituido un instrumento de control sobre el movimiento obrero.

2. Grupo surgido en la última década del siglo XX a modo de escisión dentro del Congreso del Trabajo y para rechazar al tradicional sindicalismo corporativo ante la crisis económica imperante. De tal forma que en 1997 se creó la Unión Nacional de Trabajadores —UNT—.

3. Grupo radical de trabajadores enfrentados al Congreso del Trabajo, si se considera a la UNT meramente como un simple movimiento reformista, por lo que adoptaron una actitud de confrontación contra el gobierno, los patrones y el sindicalismo oficial.

Lo cierto es que tanto el sindicalismo corporativo como el reformista y el radical ya no responden a la voz del amo, es decir, a la de un único líder de líderes. Sin embargo, las alianzas sindicales vigentes actúan con irrestricta solidaridad entre sí. La problemática de un sindicato en lo particular se traslada incondicionalmente hacia los otros afines. Tratándose de participar en alguna manifestación, como los scouts: Siempre listos.

En la nueva legislación laboral, como ya lo acentuamos, deberán preservarse fundamentalmente los derechos de los trabajadores y precisar igualmente con absoluta claridad las obligaciones de los mismos, para evitar así posteriores confusiones e interpretaciones y limitar la intervención de representantes sindicales que nada extraño es que se representen más a sí mismos.

jrubi80@hotmail.com

Estudio y Análisis de la Reforma Laboral retomando los acuerdos de la pasada Conferencia Parlamentaria.

ANTECEDENTES

1. A principios del año 2001 la Secretaría del Trabajo y Previsión Social convocó a empresarios, representantes sindicales, legisladores y

académicos a integrarse a la Mesa Central de Decisión para la Actualización y Modernización de la Ley Federal del Trabajo, la Mesa inició sus trabajos con la convocatoria de la Consulta Nacional, la cual acumuló 3,029 propuestas que fueron estudiadas durante 16 meses en más de 100 horas de reuniones.

2. Derivado del trabajo de la Mesa Central de Decisión se logran los acuerdos de los Sectores Productivos (Plasmados en la Iniciativa de los Sectores, presentada ante el Pleno de la Cámara de Diputados, el día 12 de Diciembre del 2002, por el Dip. Roberto Ruiz Ángeles del Grupo Parlamentario del PRI).

3. Instalación de las Sesiones en Conferencia de las Comisiones de Trabajo y Previsión Social de las Cámaras de Diputados y Senadores de la Legislatura LVIII, para el Estudio y Análisis de la Reforma Laboral, la

cual acordó:

a. No reformar el Artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

b. Sin desestimar ninguna de las Iniciativas de reforma a la Ley Federal del Trabajo pendientes de dictaminar, se elaboró un

cuadro comparativo para distinguir las coincidencias o diferencias de las propuestas.

c. Derivado del estudio y análisis del Comparativo General se acordó tomar como base, a la Iniciativa presentada ante el Pleno

de la Cámara de Diputados, el 12 de Diciembre del 2001, por el Dip. Roberto Ruiz Ángeles, a nombre de los Grupos Parlamentarios del PRI, PAN y PVEM, conocida como Iniciativa de los Sectores de la Producción.

las Comisiones de Trabajo y Previsión Social de las Cámaras de Diputados y Senadores de la Legislatura LIX, se instalaron en Conferencia Parlamentaria el día 21 de Abril del 2004 para continuar con el Estudio y Análisis de la Reforma Laboral retomando los acuerdos de la pasada Conferencia Parlamentaria.

‘Líderes obreros unos hampones’

Viernes, 20 de Febrero de 2009

Afirman legisladores que ejercen el poder sin transparencia

CIUDAD DE MÉXICO.- Legisladores y especialistas en temas laborales, se lanzaron ayer contra dirigentes sindicales por exhibir sus lujos y joyas en tiempos de crisis económica.

El senador del PRD, Graco Ramírez, calificó a líderes gremiales de hampones y caciques del sector obrero que ejercen el poder sin transparencia.

“Son los caciques aristocráticos del sindicalismo. Ellos, todos, esos dirigentes cetemistas y todos los dirigentes de las corporaciones oficiales son empresarios.

Han hecho de la actividad sindical una actividad incluso de carácter mercantil muy exitosa”, dijo.

El legislador federal recordó que el líder del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, no sólo tiene colección de carros, residencias y relojes, sino hasta un avión privado.

También se refirió a la dirigente del SNTE, Elba Esther Gordillo, y a los supuestos negocios que tienen ella y su familia.

“Son unos verdaderos hampones todos ellos. Elba Esther es dueña de miles de cuentas, de millones, restaurantes, tiene negocios a nombre de ella y de familiares de ella”, expresó.

Reforma publicó que líderes obreros exhibieron sin recato sus joyas y autos al participar en una reunión del Congreso del Trabajo, en la que se dijeron víctimas de la crisis, y después en un encuentro con el presidente Felipe Calderón.

Para el diputado panista Obdulio Ávila, los dirigentes sindicales que visten ropa cara y manejan carros ostentosos, demuestran la poca sensibilidad que tienen ante sus agremiados en tiempos de crisis económica.

“Lo que México espera de los líderes es que reconozcan que están en una etapa crítica y entonces su conducción, su vestimenta, sus gastos, se ajusten a un periodo de crisis como el que estamos viviendo, y no a un periodo de bonanza”, afirmó.

Especialistas en materia laboral refirieron que los lujos y excentricidades de los líderes sindicales son un reflejo no sólo de la corrupción que impera en las organizaciones de trabajadores, sino entre éstas y el gobierno en todos sus niveles.

“La sociedad mexicana debe exigir que se acabe la corrupción en los sindicatos, pero esto implica exigir que se respete en México la libertad de asociación sindical”, puntualizó el asesor Héctor de la Cueva.

(Staff / Agencia Reforma)

Documentan abusos de Wal-Mart contra mujeres y adolescentes/

Según estudio, algunas trabajadoras incluso son violadas

Documentan abusos de Wal-Mart contra mujeres y adolescentes

Reciben salarios y prestaciones superiores a la ley, responde la empresa

Víctor Ballinas

Las organizaciones Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Prodesc), y Sociedad Mexicana pro Derechos de la Mujer (Semillas), así como la investigadora independiente Shaila Toledo, presentaron ayer el informe Lo barato sale caro, que denuncia las violaciones cometidas contra mujeres y adolescentes en la cadena comercial Wal-Mart, así como las transgresiones sistemáticas a la legislación laboral.

En la investigación, Toledo da cuenta de la discriminación y explotación a que son sujetas las trabajadoras de dicha cadena comercial. Para entrar a laborar –seña- la–, se les exige certificado de no embarazo y se les discrimina a la hora de ascender en el escalafón, además de que son sujetas a acoso sexual y algunas han sido violadas por sus supervisores.

En el caso de los menores trabajadores (cerillos o empacadores), sostiene que Wal-Mart se aprovecha de sus necesidades económicas y los obliga a firmar contratos de trabajo sin sueldo, prestaciones ni servicio médico. Con 895 tiendas en 141 ciudades de México, dicha trasnacional es la principal empleadora de mujeres en el país.

Durante la presentación del informe, Toledo sostuvo además que Wal-Mart se beneficia de favores gubernamentales, ha manipulado elecciones nacionales para proteger a sus benefactores, actúa de manera ilegal, goza de tráfico de influencias y cuando carece de apoyo oficial simplemente viola la ley.

Los datos aportados –señala– son producto de dos investigaciones; la primera fue realizada con menores (cerillos) y la segunda incluye entrevistas a trabajadoras de la cadena comercial en el estado de México, Puebla, Guanajuato, Michoacán, Querétaro, Guerrero, Tlaxcala y Morelos.

Dicho informe denuncia violaciones a los derechos humanos y laborales en seis rubros: salario –aunque la mujer realiza el mismo trabajo que los hombres, gana menos–, discriminación –se les exige prueba de ingravidez y se les obstaculiza el ascenso–, jornadas –las obligan a trabajar horarios de 10 horas o más, cuando la ley determina que sean de ocho, y muchas veces no se les retribuye la jornada extra–, condiciones de trabajo –no cuentan con equipo y medidas de protección ni de salud; en el caso de las cajeras, se les obliga estar de pie durante la jornada y en ocasiones son obligadas a doblar turno–, justicia laboral –Wal-Mart goza de impunidad y no respeta la Ley Federal del Trabajo–, y sindicalización: está prohibido agremiarse y cesa a los trabajadores que intentan organizarse.

Valeria Scorza, coordinadora de Prodesc; Marta Lamas y Emilianne de León, directora y presidenta de Semillas, respectivamente; Alejandro Calvillo, de la organización Poder del Consumidor, y Toledo manifestaron que es necesario que se emprenda una campaña de boicot contra Wal-Mart para obligarla a cumplir la ley e hicieron un llamado a las autoridades laborales para que supervisen las condiciones de los empleados de la transnacional.

No supera prueba de objetividad

Al conocer el informe, Wal-Mart envió de inmediato su postura a los medios. Antonio Ocaranza, director de comunicación corporativa de la empresa, descalificó la investigación y consideró que no supera la más sencilla prueba de objetividad y veracidad. Dijo que la trasnacional es escrupulosa en el respeto a la ley y el marco regulatorio. Incluso, ponderó que susasociados –como Wal-Mart llama a empleados– reciben salarios y prestaciones que superan lo estipulado en la ley, y refirió que el año pasado más de 11 mil 600 trabajadoras fueron promovidas a un puesto superior.

En cuanto a los empacadores, Ocaranza manifestó que Wal- Mart superó el acuerdo que al respecto se firmó con el gobierno federal y la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, para promover que continúen sus estudios.

Prácticas indebidas” de Wal-Mart

Emblema de la economía globalizada, Wal-Mart es una de las corporaciones trasnacionales más grandes del mundo y con mayor número de empleados (1.14 millones). Es la economía 19 del planeta, con ingresos anuales por 300 mil millones de dólares. Además, es la mayor empresa de ventas directas al consumidor en Estados Unidos, Canadá y México.

En nuestro país tiene 694 establecimientos, de los cuales 323 están en la zona metropolitana del Valle de México. A un ritmo vertiginoso, la cadena inaugura una tienda cada semana y cuenta con más de 109 mil empleados.

Wal-Mart controla 30% del mercado de las tiendas de autoservicio en México y casi 6% de las ventas al menudeo (Wal Mart, 2005).

Las prácticas de la empresa contradicen la ética empresarial y cualquier responsabilidad social, “impone condiciones a las comunidades donde se establece, a los proveedores, a los empleados, a la competencia y hasta a los gobiernos”, señalan los investigadores de la UAM.

Cerillos. Un ahorro para empresas con grandes ganancias Fotografía: La Jornada/José Carlo González

En el caso de sus trabajadores, “socios” les llama, son conocidas sus violaciones a los derechos laborales, los bajos salarios (26% menos que en otros empleos similares, señala la investigadora Silvia Ribeiro). Esto incluye la situación de los empacadores.

Su política de “precios bajos siempre”, se mantienen hasta que desaparecen los competidores, una vez ocurrido esto eleva los precios “hasta en un 30%”, ha denunciado la ANTAD, de la que Wal- Mart se retiró hace unos años.

La proliferación de grandes centros comerciales, tiendas de autoservicio y departamentales ha desplazado a los comercios tradicionales (en 2002 cerraron cinco mil pequeños comercios y se perdieron 18 mil empleos).

Wal-Mart comenzó a operar en nuestro país en 1991. Actualmente controla diversas empresas que comercializan mercancías (Sam’s Club, Bodegas Aurrerá, Wal Mart, Superama, Suburbia) y tres cadenas de restaurantes (VIPS, El Portón, Ragazzi).

Condiciones de trabajo

La investigación de los estudiantes de la UAM se basó en entrevistas a 27 niños empacadores, la observación de su trabajo y conversaciones con supervisores de Wal-Mart.

Los niños que trabajan como empacadores tienen que comprar el uniforme requerido por la empresa (cuando la ley obliga a las empresas a proveerlos sin costo) y muchas veces laboran más de las seis horas permitidas legalmente (hay tres turnos de cinco horas cada uno).

Aunque la tienda está obligada a darles a los niños media hora de trabajo por media hora de descanso, en muchos casos (33%) trabajan más de 5 horas continúas, dependiendo de la afluencia de clientes. Casi la mitad reconoce trabajar doble turno para obtener más ingresos.

Este trabajo de la UAM documenta que “Wal-Mart abusa del trabajo infantil al no dar descansos adecuados, no permitirles comer a los empacadores ni pagarles horas extras, recurre a prácticas indebidas”. “Las condiciones en las que trabaja el empacador es el ideal de las políticas de Wal-Mart, con la obligación de cumplir un horario, usar uniforme, pero sin gozar de un salario, sin derechos ni protección alguna”.

Las tiendas de autoservicio no quieren reconocer una relación laboral con los empacadores “porque elevaría los costos”, paradójicamente uno de los requisitos que les exige a los niños es presentar una “solicitud de trabajo”.

Según la investigación, antes que “contratar” a los niños, las empresas prefieren pedir a los clientes o a la cajera que se hagan cargo de empacar los productos o contratar personal de mayor edad que podría hacer otras funciones. Incluso Wal-Mart ensaya nuevas tecnologías que eliminarán hasta a los cajeros.

Los niños no tienen vacaciones y si faltan tres días en el mes los dan de baja, aunque les permiten ausentarse si tienen tarea de la escuela. Cuando rompen una mercancía, ellos la tienen que pagar.

Perfil de los empacadores

Laura trabaja para pagar sus estudios en el Conalep, donde estudia informática. Aunque también su madre y su hermana laboran (su padre no vive en casa), entrega semanalmente 300 pesos a su mamá, lo demás lo usa para la escuela y para sus gastos. “Si no trabajara, no podría estudiar”, aclara.

Ingresó a la tienda hace año y medio pero está a punto de salir porque cumplirá 16 años, así que Laura piensa irse a la Comercial donde sí admiten hasta los 18.

Los investigadores encontraron que en una familia disminuida, el ingreso de un empacador puede cubrir hasta 90% de los gastos básicos del hogar. En el caso de las madres solteras con empleo no calificado, los menores van de un trabajo precario a otro, como Joel que trabaja desde los ocho años. Y la mayoría de los empleos de los padres son informales (comerciantes, plomeros, cocineros, albañiles).

Los cerillos, además de cubrir sus necesidades básicas con sus ingresos (calzado, vestido, alimentación, transporte, escolares), tienen que contribuir a los gastos familiares.

Con un horario flexible en la tienda, los niños tienen que repartir su tiempo de trabajo con las tareas escolares, sacrificando fines de semana y tiempo libre, por tanto juegos, convivencia con amigos y familiares, y descanso.

Los ritmos de entradas y salidas del trabajo y la escuela les dificulta tener horarios adecuados para comer, la mayoría asiste a la tienda en las mañanas sin desayunar y en las tardes sin comer, pero los sancionan si lo hacen ahí.

Por otra parte, los empacadores están obligados a estudiar. A pesar de que esto se verifica cada seis meses cuando renuevan sus permisos ante la autoridad, nadie supervisa su desempeño escolar. Wal-Mart les demanda un promedio mínimo de ocho en sus calificaciones, pero muchos (más del 70%) no lo cumplen.

La mayoría son estudiantes de secundaria (59%) pero un tercio cursa el bachillerato. Hay una quinta parte que lo hace en instituciones privadas (la mayoría en escuelas patito). La tienda esta comprometida a dar estímulos por los promedios escolares, pero estos se otorgan de manera discrecional.

Javier, el cerillo becado y karateca, escuchó incrédulo a uno de sus compañeros contar el apoyo que les dieron el año pasado a los que sacaron su certificado de secundaria. “Si sacaron arriba de ocho, les dieron 230 pesos en vales, si era arriba de nueve les tocaron 400″.

“Ni me enteré”, se quejó Javier, que a pesar de sus altas calificaciones no ha recibido ese apoyo. En cambio, cuenta que el Día del Niño la tienda les hizo una comida con pollo estilo Kentuky, les regaló un balón y una paleta payaso, “de lo que les sobró del Día de Reyes”.

Por su parte, Laura señala: “Yo salí de la secundaria con 8.7 de promedio, pero no me dieron nada, supe que le dieron vales a unos niños pero yo no he visto nada”.

La investigación también destaca que “una parte importante de su labor es la relación con los clientes”. Ocho de cada diez niños, “se quejaron del maltrato, del desprecio, falta de amabilidad y respeto hacia ellos por parte de algunos clientes. Les gusta que los traten como niños que prestan un servicio”.

Otro aspecto importante es que “la convivencia con niños de su edad es un atractivo adicional en la tienda” (sobre todo, en hogares donde existe maltrato), afirman los investigadores. Cuando se distancian de sus hogares, ven a los otros empacadores, supervisores y cajeros como parte de su familia.

Lo real es que tanto los supervisores de la tienda como los clientes pierden de vista que están tratando con niños y los tratan como si fueran empleados.

Las regulaciones legales ¿letra muerta?

Las leyes laborales y las regulaciones al trabajo infantil se proponen garantizar el bienestar de los niños.

Por ejemplo, el Convenio de Protección a Menores Empacadores en el Distrito Federal que firmó la ANTAD y el gobierno del DF contiene compromisos al respecto, que desafortunadamente casi no se cumplen.

Los investigadores de la UAM hacen un recuento pormenorizado del acuerdo. Destacan el incumplimiento en muchos casos del compromiso de que el trabajo de empacador es “una oportunidad para seguir estudiando” y un “apoyo a sus estudios”. “No hay controles adecuados para verificar que todos los empacadores siguen estudiando”, señalan. También cuestionan la aplicación del plan de incentivos a los niños con mejores calificaciones para fomentar su interés en la escuela, que se otorgan a criterio de los supervisores.

A pesar de no tener una relación laboral, los empacadores trabajan bajo un régimen laboral estricto en donde carecen de seguridad y estabilidad. Los supervisores aplican sanciones y castigos, según sus criterios y preferencias, por lo que los niños no escapan de ser sujetos a conductas arbitrarias, maltrato y ofensas por parte de los supervisores.

***

De acuerdo con la Constitución, la única obligación que tienen los niños es asistir a la escuela, pero la realidad se impone y tienen que trabajar.

Las consecuencias de estudiar y trabajar se reflejan en el bajo rendimiento académico, falta de interés por continuar estudiando, y tiempo reducido para asistir regularmente a clase y realizar actividades recreativas necesarias para su desarrollo.

“Los gobiernos deberían diseñar políticas de protección para los menores que ayuden a mejorar sus condiciones laborales, de tal modo que el trabajo no represente un obstáculo para su buen desempeño escolar, sino un apoyo para la formación de los niños. Las empresas deberían asumir su responsabilidad”, concluye el estudio.

Los niños cerillos, como todos los niños que trabajan, deben ser apoyados y protegidos de los abusos y violaciones a sus derechos fundamentales. En este aspecto, la sociedad tiene una obligación ineludible.

Promueve el PAN reforma regresiva para trabajadores

El intento fast track de reforma a la ley ya lo anticipó el secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón. Foto: Archivo / El Sol de México

Organización Editorial Mexicana

15 de febrero de 2009

Arturo Gómez / El Sol de México
Ciudad de México.- Líderes sindicales, académicos e investigadores advirtieron del riesgo de que la fracción del PAN utilice su mayoría en el Congreso para impulsar una reforma laboral regresiva de los derechos laborales, maquillada de benefactora en generación de empleos, pero que permitiría mayor beligerancia de los patrones para establecer condiciones de contratación y monto salarial.
Agustín Rodríguez Fuentes, presidente colegiado de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y Max Ortega, doctor en ciencia política y profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana, precisaron que aunque la fracción panista en el Senado no incluyó en su agenda legislativa la reforma a la Ley Federal del Trabajo, ésta podría presentarse mediante una iniciativa que envíe el Ejecutivo federal.
Asentaron que el intento fast track de reforma a la ley ya lo anticipó el secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, al calificarla insistentemente de obsoleta, que inhibe la generación de empleo y la competitividad de las empresas, cuando en México se tiene ya uno de los salarios mínimos más bajos del mundo y, de cada diez empleos que se generan, sólo tres tienen el beneficio de un contrato y prestaciones sociales y económicas.
Alfonso Bouzas Ortiz, experto en temas laborales del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la UNAM, adelantó que la reforma laboral que intentará impulsar Acción Nacional pretende rescatar las propuestas más retrógradas de la “Iniciativa Abascal” presentada en diciembre de 2002 y que, de aprobarse, significará severos retrocesos en certidumbre laboral, pago de prestaciones y representación sindical.
El catedrático estableció que aun sin haber reformado la ley laboral, parte importante de la Iniciativa Abascal ya se aplica en muchas empresas, con el pretexto de aumentar la competitividad y generar empleos de calidad “que sólo existen en las cifras macroeconómicas”.
Apuntó que ejemplo de esa flexibilización laboral, muy a modo de la “Ley Abascal”, son los paros técnicos, jornada laboral discontinua, contratación temporal y cancelación de prestaciones que está imponiendo la patronal con el aval gubernamental, utilizando como pretexto la defensa del empleo.
Por su parte, Ángel Calderón, especialista en economía laboral del Colegio de México, sostuvo que la reforma pretende formalizar una legislación paralela con la que ya operan muchas empresas, que a discreción contratan y despiden personal, sin respeto a las normas laborales y en lo que mucho tiene que ver la complicidad de líderes sindicales venales como eficientes administradores de los contratos de protección que el Gobierno federal tiene detectados pero que tolera y en muchos casos defiende.
El investigador señaló que aunque se le califique de anacrónica o excesiva en normas y reglamentos, “lo cierto es que la Ley Federal del Trabajo está plagada de buenos deseos, porque en la práctica no se cumple y aún así la patronal desea imponer mayor flexibilidad laboral que contrarreste su escasa competitividad”.
Rodríguez Fuentes y el investigador Bouzas señalan que la iniciativa por parte del Ejecutivo federal podría presentarse en cualquier momento, aprovechando la mayoría panista en el Congreso, que se podría perder luego de las elecciones federales de julio y que complicaría impulsar la propuesta patronal basada en la “Iniciativa Abascal”.
Carlos Aceves del Olmo, senador y dirigente de la Federación de Trabajadores del Distrito Federal perteneciente a la CTM, dijo que debatir una reforma laboral en momentos en que se enfrenta un creciente desempleo, sería totalmente contraría a los intereses de los trabajadores, por lo que primero deberá implementarse una política activa de empleo y de rescate salarial “que son factores que, por igual, tienen mucho que ver con la ansiada competitividad”.
LA INICIATIVA ABASCAL
Entre los puntos relevantes de la iniciativa de reforma a la ley, impulsada por el entonces secretario del Trabajo y Previsión Social y exdirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Carlos Abascal Carranza, para “modernizar las relaciones laborales”, destaca el condicionamiento del derecho a huelga, legitimación de la contratación temporal, cancelación de prestaciones que afecten la competitividad de las empresas y pago de salarios conforme a la productividad en una escala que delineará cada comité de empresa.
Pero por si eso no fuera poco, tal iniciativa -surgida de la Mesa Central de Discusión instalada en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, en la que la representación patronal fue la mayoría- incluye también el despido justificado sin indemnización por razones de producción, libertad absoluta del patrón o empleador de organizar el trabajo y jornada laboral discontinua conforme a los requerimientos de producción.
Además, el pago de aguinaldo, prestaciones económicas y reparto de utilidades quedará a consideración de la empresa según sus condiciones económicas, en el entendido de que la nueva legislación tiende a desregular para atraer más inversión, como condición primordial para generar empleos suficientes.
La iniciativa, que no prosperó pero está guardada en comisiones junto con otras 263 presentadas en los últimos once años, ataca por igual el derecho a la libre asociación sindical, al exigir nombres y direcciones de quienes intenten formar un nuevo sindicato, o que éste sea sustituido por un Comité de Empresa.
MALSANA Y DEMONÍACA
El abogado laborista Jesús Campos Linas afirmó que la reforma que pretende la fracción panista es malsana y demoníaca, porque se presenta como solución al desempleo, que es lo que más preocupa a la población, pero nada ofrece en salario remunerador, mejoría de prestaciones sociales o certidumbre en la contratación.
Por el contrario, se da mayor beligerancia a la patronal para que, a su antojo y sin ningún impedimento legal, pueda despedir al trabajador o le imponga jornadas laborales discontinuas e intensivas en aras de la productividad.
“Lo que se intenta con esta apresurada reforma es beneficiar más a los patrones, que ya no tendrán impedimento alguno para remover, despedir o aumentar discrecionalmente las cargas de trabajo a su plantilla laboral”, advirtió.
Campos Linas enfatizó que las organizaciones sindicales democráticas deben estar atentas para impedir que prospere esa perniciosa propuesta jurídica-laboral destinada a atender los condicionamientos de las empresas trasnacionales, “porque ceder más terreno a la patronal significará la aceptación tácita de morir de hambre por el magro salario y el creciente desempleo que el inquilino de Los Pinos no ha podido resolver”.


About these ads

2 comentarios to “La reforma laboral puede impactar su trabajo”

  1. no se vale porque no estamos ganando un salario mayor

  2. en Estados Unidos los casos de problemas laborales cada vez más se consultan con abogados. Porque hay muchos integrantes de la población que sencillamente no tienen un concurso suficiente para sostener un proceso debidamente y necesitan de esta ayuda pronta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 427 seguidores

%d personas les gusta esto: