20 maestros detenidos y brutalmente golpeados por policías estatales y municipales tras desalojo del SNTE Puebla

        

20 maestros detenidos tras desalojo del SNTE Puebla

Durante el enfrentamiento, maestros y maestras disidentes fueron brutalmente golpeados por policías estatales y municipales.

Arturo Cravioto Zendejas

SNTE vS Granaderos

Foto: Gabriela Zaragoza Díaz

Agrandar

Puebla, Pue. a 10 de Junio de 2009

Todo comenzó antes del medio día, cuando cientos de integrantes del Consejo Democrático Magisterial Poblano marcharon, a lado de varias organizaciones sindicales a Casa Aguayo.

Posteriormente el contingente magisterial decidió tomar el edificio ubicado frente al Congreso del Estado, el cual era utilizado como sede alternativa y temporal, por la Sección 23 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE),  a cargo de Erik Lara Martínez.

Ahí encontraron propaganda del Partido Nueva Alianza (PANAL), pornografía y algunas bebidas alcohólicas que fueron incineradas,  como símbolo de protesta.

Durante más de una hora lanzaron consignas en contra de Elba Esther Gordillo Morales, líder nacional del SNTE; los “líderes Charros”, la represión del gobierno estatal y las políticas de la Alianza por la Calidad Educativa (ACE).

Mientras tanto, elementos de la policía ingresaron por la 3 poniente, al recinto del Congreso local para asegurarlo de la disidencia.

En ese momento hizo presencia Francisco Gil Díaz, subsecretario de Asuntos Jurídicos, quien dialogó por unos minutos con los líderes democráticos, Gilberto Maldonado y Juan Durán, a quienes les externó “la preocupación del gobierno estatal por que ocuparan las instalaciones del Congreso del Estado”, a lo que los maestros respondieron que la única intensión era clausurar “de forma simbólica”, las oficinas propiedad de la Sección 23.

Las pláticas fracasaron, pasando las 14:30 horas, elementos del Grupo Antimotines de la Policía Municipal, arribaron por la 3 Sur para ingresar a la 5 Poniente; iban marchando golpeando simultáneamente sus toletes contra sus escudos; al llegar al cerco de maestros, arremetieron contra ellos, sin distinción entre hombres y mujeres, incluso, varias maestras fueron golpeadas con técnicas de combate en sus vientres.

Horas después, Guillermo Alberto Hidalgo, secretario de Seguridad Pública Municipal,  Vigueras, al ser interrogado sobre la acción en contra de las maestras, se limitó a responder que “el operativo fue exclusivamente en apoyo al Gobierno del Estado”. -¿Y el apoyo incluía golpear maestras?-, se le cuestionó, “es todo lo que le puedo decir”, finalizó.

Una vez que la policía recuperó la calle, los maestros decidieron acudir a otro inmueble del SNTE, ubicado a dos calles (en la 9 Poniente), es un hotel propiedad del magisterio que fue temporalmente adaptado para que Cirilo Salas, líder de la Sección 51 oficial, despachara las diligencias de la organización.

Ahí también encontraron propaganda política, la quemaron y clausuraron el edificio para que minutos después, cerca de las 15:30 horas, arribaran más de 200 granaderos, esta vez de la Policía Metropolitana, quienes arremetieron con mayor ferocidad contra el grupo de maestros y activistas sociales que se encontraban en el sitio.

Los maestros terminaron por refugiarse en la Iglesia de Santa Inés para evitar la violencia policíaca, sin embargo, alrededor de 20 personas entre maestros y activistas, fueron detenidos.

Acto seguido, las policías estatal y municipal, se reagruparon en el Barrio de Analco y partieron hacia la colonia El Cerrito, para recuperar las instalaciones centrales de la Sección 51, posteriormente hicieron lo propio en la Sección 23, en la zona de la CAPU.

Ambas sedes estaban desalojadas por lo que ya no se registraron más actos de violencia.

Para finalizar, los simpatizantes del CDMP, activistas sociales y académicos de la Universidad Autónoma de Puebla y la Universidad Iberoamericana, se dieron cita en las instalaciones de la Procuraduría General del Estado, para exigir la liberación de los detenidos.

Hasta el momento la lista de los maestros sujetos a investigación, que son defendidos por abogados del Observatorio Ciudadano, consta de 17 nombres:

  • Mariano Rubén Camaño Lara
  • Mariano Rolón Castelán
  • Floriberto Vergara Cañango
  • Evaristo (se desconoce apellido)
  • Lourdes Balderrábano
  • Marcelino Becerra
  • Manuel Morales Espíndola
  • Verónica Ramírez
  • Tamara San Miguel
  • Itzel Sánchez
  • Elfego Márquez Luna
  • Lorena Ramírez
  • María de Jesús Arregera López
  • Rosa Isela Hernández
  • María Teresa de Jesús García
  • Justino Jacinto Rosas
  • Nazario Flores Juárez

 

 

_______________________________________________________

 

Someten a los disidentes y retoman edificios del SNTE

 

Someten a los disidentes y retoman edificios del SNTE
Tras cuatro operativos de la Policía Estatal y Metropolita se detuvieron a 17 personas
Daniel Hernández Cruz

El rescate de los inmuebles inició con un enfrentamiento entre los maestros y los uniformados en el Centro Histórico, luego de que los primeros se apoderaron de forma violenta de las oficinas que ocupaba de manera provisional la Sección 23.

La fuerza pública retomó todas las instalaciones de las secciones 23 y 51 del SNTE que mantenían en su poder los maestros disidentes desde hace casi ocho meses, cuando los tomaron por la fuerza expulsando a los integrantes del gremio magisterial, tras realizar cuatro operativos que dejaron como saldo 17 detenidos.

El rescate de los inmuebles comenzó con un enfrentamiento entre los disidentes y policías estatales y de la Metropolitana en el Centro Histórico, luego de que los primeros se apoderaron de forma violenta de las oficinas que ocupaba de manera provisional la Sección 23.

Cerca de la una y media de la tarde los maestros disidentes llegaron a las oficinas alternas del sindicato, ubicadas en la 5 Poniente, número 127 —frente al Congreso del estado—, en donde hicieron destrozos, robaron documentación y la quemaron en medio de la calle.

Los maestros se sintieron con el control de la situación y amenazaron con tomar las instalaciones alternas del otro líder sindical Éric Lara Martínez, sin embargo, desde la Secretaría de Gobernación, salió la orden de utilizar la fuerza pública para replegar a los maestros rijosos.

Más de 300 elementos de la Policía Estatal y Metropolitana cercaron el lugar y replegaron a los manifestantes, quienes se negaban a dejar las instalaciones, por lo que se registró un enfrentamiento en el que salieron a relucir los toletes y el gas lacrimógeno por parte de los uniformados, mientras que los disidentes se defendieron con palos y piedras.

Los uniformados llegaron corriendo en filas por la 16 de Septiembre, los inconformes ya los esperaban con algunas piedras, botellas y lo que tenían a su alcance, el enfrentamiento duró aproximadamente 10 minutos.
El tráfico se interrumpió en el primer cuadro de la ciudad casi todo el día, los locatarios tuvieron que cerrar sus puertas para evitar daños a sus negocios.

Los maestros disidentes se enfrentaron cuerpo a cuerpo con los granaderos, incluso de un golpe le fracturaron la nariz a un elemento de la Policía Metropolitana.

Una vez que la fuerza pública logró el control de la 5 Poniente, se agruparon y marcharon para replegar a los disidentes magisteriales, algunos se refugiaron en el templo de santa Inés, hasta donde fueron perseguidos por los uniformados.

Luego del zafarrancho, los policías cercaron las oficinas alternas del SNTE, bloqueando de la 3 a la 9 Poniente, entre la 2 y 4 Sur, dejando las instalaciones en resguardo de la Policía Auxiliar.

Un par de horas más tarde, las fuerzas del orden realizaron tres operativos más para retomar el control de los inmuebles de las secciones 23 y 51 del gremio magisterial que estaban invadidos por los disidentes.

Los maestros se encontraban disminuidos en número y en ánimo después de la trifulca en el centro de la ciudad, por lo que cuando los elementos policiacos llegaron a la sede alterna de la Sección 51 no opusieron resistencia para dejar las instalaciones.

Tras tomar el control del inmueble, los policías se desplazaron a la Sección 51 del SNTE que encontraron vacía; la Casa de la Mujer, edificio propiedad de los sindicalizados, el cual también se encontraba tomado, fue desalojado. En él sólo se encontraban seis personas y dos niñas, los adultos fueron detenidos y trasladados a la Procuraduría General de Justicia.

En la Sección 23 el operativo fue similar, llegaron los granaderos, algunos profesores tenían la intención de enfrentarlos, se pararon retadores en la esquina, pero eran superados en número y fuerza por lo que desistieron de su intento al presenciar al numeroso grupo de policías.

Los uniformados bajaron de las camionetas, hicieron cinco filas a lo largo de la calle y se preparaban para correr, los mandos dieron la orden de avanzar, en la calle se escuchó el ruido de las botas y los toletes contra el piso, lo que hizo correr a los profesores.

La operación fue simple, un par de uniformados rompieron la cadena con una tijeras industriales y entraron al edificio que también estaba vacío, en el sólo se encontró a un perro que se paseaba solitario.
Todas las instalaciones sindicales quedaron bajo resguardo de los policías auxiliares y de la estatal para evitar que intenten retomarlas.

Desde octubre del año pasado los maestros tomaron el control de los edificios sindicales de las secciones 51 y 23 del SNTE para exigir la salida de los líderes Cirilo Salas y Éric Lara, además de que exigen que no se eche andar la Alianza por la Calidad Educativa.

En abril en una operación, la fuerza pública logró desalojar el edificio sindical de la Sección 51 y estuvo a punto de conseguirlo con la número 23, sin embargo en la manifestación del primero de mayo los disidentes volvieron a tomarla con el apoyo de los maestros de distintos municipios y estados que acudieron en su ayuda.

Hubo 15 detenidos, dos recobraron su libertad

En la operación, 17 personas fueron detenidas y trasladadas a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia para ser investigadas por el delito de motín, lesiones tumultuarias y despojo.

La organización no gubernamental Nodo de Derechos Humanos denunció abuso de autoridad por parte de los uniformados, ya que aseguran que los detenidos fueron golpeados y tardaron más de cuatro horas sin saber nada de ellos.

Volga de Pina, representante de la organización señaló que las detenciones las hicieron un grupo de personas que estaban vestidos de civil y sin alguna identificación que los acreditara como personal de alguna corporación policiaca.

Denuncio que ella misma fue golpeada por estas personas y que le robaron su cámara de video con la que registraba cómo se desarrollaba la marcha en su trabajo como observadora de que no hubiera violaciones a los derechos humanos.

En la trifulca fueron detenidas Itzell Sánchez y Tamara Sanmiguel, quienes forman parte de esta organización, mientras grababan los incidentes. Ambas mujeres fueron liberadas pasadas las 22:00 horas.

Por su parte los líderes magisteriales denunciaron que los maestros disidentes agredieron a más de 10 personas entre las que señalaron que se trataba de César Sánchez, Omar Tapia, Alejandra Barro, José Ceferino y Yazmín Flores.

La Quinta Columna – Política -Someten a los disidentes y retoman edificios del SNTE

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 413 seguidores

%d personas les gusta esto: