Las laptops de la SEP.

grupo reforma Opinión Invitada / Eduardo Andere M.
Opinión Invitada   (05-Abr-2013).-

niños_tecnologia_dentro_okComo regalo de Pascua, el miércoles de Semana Santa la SEP corroboró la decisión de obsequiar 4.5 millones de computadoras a niños de quinto y sexto de primarias públicas.

Cuando el mundo va de los libros de texto a las tabletas y a los teléfonos "inteligentes"; y de las computadoras a las conexiones rápidas, anchas y confiables de Internet, nosotros regresamos al pasado con una versión "2" de Enciclomedia.

Quienes tuvimos la oportunidad de ver el paquete Enciclomedia en sus dos primeros años, después de tres o cuatro años parecían chatarra. Lo mismo sucederá con las laptops de la SEP.

El mundo no tiene evidencia de los resultados de la relación entre aprendizaje y laptops. Ni siquiera del mundialmente conocido y mercadeado programa de "una laptop por niño (ULPN)" (OLPC: One laptop per child).

En apariencia, el estudio más completo al respecto fue realizado por investigadores auspiciados por el BID y que los gurús tecnológicos del Banco Mundial citan y vuelven a citar en sus blogs especializados. Es un estudio del extenso programa de OLPC en Perú (902,000 laptops). Dicho estudio concluyó con lo siguiente: "No hay evidencia de que la utilización de computadoras haya aumentado la motivación de los niños en las tareas escolares. No encontramos evidencia que el programa haya tenido influencia sobre los hábitos de lectura. Finalmente, el programa no parece haber afectado la calidad de la instrucción en el aula". Además, "no se encontró evidencia de efectos sobre la matrícula ni el rendimiento académico en matemática y lenguaje. Sin embargo, sí se hallaron algunos efectos positivos [aunque pocos, no suficientes para justificar el tamaño de la inversión] en habilidades cognitivas generales".

Las millones de computadores que la SEP (es decir, cada uno de nosotros a través de los impuestos) obsequiará no son una laptop cualquiera. Según la descripción del proyecto de convocatoria se trata de una "laptop" con características más estrictas y "lujosas" que las del modelo XO del OLPC.

Por lo tanto, uno debe pensar que el precio de las mismas será mayor a los 200 dólares americanos en que se vende la XO de OLPC. Si suponemos un modesto "500 dólares por equipo", el gasto total sería 2,250 millones de dólares americanos (es decir, 28,125 millones de pesos a 12.50 por dólar). Es un titipuchal de dinero que nos ayudaría a mantener a la UNAM por un año o más, o construir más de un par de plantas tratadoras de agua desperdiciada de uso humano o industrial, o varios kilómetros de Metro o carreteras, o muchos más Metrobús, o varios hospitales, o mejores policías o mejores maestros.

No hay marcha atrás en el uso de la tecnología para la vida cotidiana. Es como si se hubiese negado el arribo de la imprenta y la diseminación de los libros. La humanidad detonó con el libro "portátil" del Renacimiento. Se acabó con el monopolio de la producción monástica de los libros. La humanidad se liberó de muchas cosas, entre otras, de la escolástica, y del monopolio eclesiástico de la educación.

Ahora, la revolución en las TIC nos da otro empujón cuántico. Pero entonces y ahora, antes que el libro físico o digital, per se, es más importante aprender a leer. Y antes que la computadora per se es más importante aprender a usar la computadora; y aprender español, matemáticas, ciencia, arte, y aprender a aprender; y querer aprender y querer aprender a leer.

La computadora facilita el trabajo al cerebro, pero si el cerebro no trabaja, la computadora seguramente hará más lento y torpe al cerebro.

El aprendizaje del cerebro todavía requiere esfuerzo. Todavía requiere saber (entender) lo que significa multiplicar y dividir; lo que es una comparación de cifras (proyección, tendencia o regresión); todavía requiere saber el significado literal y metafórico de las palabras, las frases, las oraciones, los mensajes. Una computadora no puede entender e interpretar el significado "A quién le dan pan que llore" aplicado a las laptops de la SEP; ni lo que Cervantes quiso decir con la expresión: "La mejor salsa del mundo es el hambre; y como ésta no falta a los pobres, siempre comen con gusto".

La entrega de laptops por parte de la SEP agravará el problema educativo de México, beneficiará mucho más a las empresas productoras de artilugios o programas de cómputo que a las escuelas y los hogares. Es tiempo de dar marcha atrás. Es mejor decir "me equivoqué" que utilizar los recursos públicos escasos en gastos inútiles. Por encima de la política y los intereses de grupo o empresariales deben estar los niños y jóvenes.

El autor es analista e investigador del ITAM.

http://eduardoandere.net

grupo reforma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: