Del servicio profesional docente | ZETA | Libre Como el Viento

image

Posted enero 6, 2014 12:00 PM by Francisco Navarro Fausto

Gerardo Dávila Infante

Con motivo de la emisión de las reformas al artículo Tercero Constitucional y de las Leyes y Reformas que se produjeron en las normas secundarias, especialmente la Ley General del Servicio Profesional Docente, se generaron inquietudes por parte de los maestros, quienes adujeron que más que reformas a la educación fueron reformas laborales.

Para dilucidar cualquier duda en cuanto al objeto y aplicabilidad de dicha  Ley es pertinente señalar que su artículo primero dice: La presente ley es reglamentaria de la fracción III del artículo 3º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, rige el Servicio Profesional Docente y establece los criterios, los términos y condiciones para el ingreso, la promoción, el reconocimiento y la permanencia en el servicio.

Es importante señalar que la Ley que se analiza en su artículo cuarto fracción XXII define “permanencia en el servicio” como la continuidad en el servicio educativo con pleno respeto a los derechos constitucionales.

Este apartado es importante porque, aun cuando no dijera, que respetará los derechos constitucionales, de acuerdo con el artículo 133 de nuestra Constitución Federal, todas las  autoridades deben apegar sus actos a los mandamientos constitucionales. La mención de “Derechos Constitucionales”, es vaga porque no especifica a qué derechos de la Constitución se refiere, aunque deberíamos entender que se está refiriendo a los establecidos en el artículo 123 de la carta magna.

No obstante lo anterior, en la Ley General del Servicio Profesional Docente, sin derivar dicha legislación del artículo 123 Constitucional, establece tres causas específicas de  separación del servicio del docente sin responsabilidad patronal, aparte de las que ya están establecidas en las leyes laborales como la Ley Federal del Trabajo y la Ley del Servicio Civil en el Estado de Baja California.

En el artículo noveno transitorio de la Ley del Servicio Profesional Docente se establece que se separará al personal, sin responsabilidad para la Autoridad Educativa o el Organismo Descentralizado cuando:

I.- Se niegue a participar en los procesos de evaluación;

II.- No se incorpore al programa de regularización correspondiente cuando obtenga resultados insuficientes en el primer o segundo proceso de evaluación a que se refiere el artículo 53;

III.- Obtenga resultados insuficientes en el tercer proceso de evaluación previsto en el artículo 53.

Al respecto la ley en consulta en sus artículos 52 y 53 regula la evaluación de los docentes, los programas de regularización y la terminación de los efectos del nombramiento por resultados insuficientes en evaluación, estableciendo también que la evaluación a los docentes es obligatoria y que ésta tendrá periodicidad de cuando menos cada cuatro años.

El artículo 53 establece que cuando el resultado de una evaluación sea insuficiente, el personal de que se trate deberá incorporarse a los programas de regularización que incluirá el esquema de tutoría correspondiente.

Dicho artículo también prevé que si el resultado de la segunda evaluación es insuficiente, el docente se incorporará al programa de regularización para sujetarse a una tercera evaluación, y si la tercera evaluación también resulta insuficiente, se darán por terminados los efectos del nombramiento.

Lo anterior significará que estarán separando o despidiendo al docente de su trabajo con causa justificada.

Tanto la Ley del Servicio Civil (artículo 57) como la Ley Federal del Trabajo (artículo 47), establecen la formalidad que se tiene que cumplir para despedir justificadamente a un empleado:

L.S.C. “Art. 57:… La Autoridad Pública de la competencia deberá dar al trabajador aviso escrito de la fecha y causa o causas de la rescisión, el aviso deberá hacerse del conocimiento del trabajador y en caso de que éste se negare a recibirlo, la autoridad dentro de los cinco días siguientes a la rescisión, deberá hacerlo del conocimiento del Tribunal respectivo, proporcionándole el domicilio que tenga registrado y solicitando su notificación al trabajador”. Falta de aviso: “La falta de aviso al trabajador o al Tribunal de Arbitraje, por sí sola bastará para considerar que el despido fue injustificado”.

En el aviso en que la autoridad educativa o el organismo descentralizado den por terminados los efectos del nombramiento del docente (53) debe relatar las circunstancias de modo, tiempo y lugar de los hechos que dan causa a la separación, la fecha de separación y sus fundamentos jurídicos.

De lo anterior se desprende la justificación de la inquietud de los maestros ya que efectivamente el contenido de la multicitada Ley del Servicio Docente repercute directamente en sus relaciones de trabajo.

El Licenciado Gerardo Dávila ejerce su profesión en Tijuana,  B.C.

Correo: lic_g_davila@hotmail.com

Del servicio profesional docente | ZETA | Libre Como el Viento

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: