EL PROBLEMA SE LES SALIÓ DE LAS MANOS. ASIGNATURAS PENDIENTES

image

“¡QUE SALGA LA DESGRACIADA!”

Por Rafael LORET DE MOLA

Publicado (Edición impresa)

ASIGNATURA PRIMERA.- EL PROBLEMA SE LES SALIÓ DE LAS MANOS.

El conflicto no es nuevo, simple y llanamente se ha agravado. ¿Por qué razón?, sencillamente por la incapacidad de quienes tienen la responsabilidad de resolver la problemática educativa. La indolencia con la que han actuado es apabullante, de tal suerte que crearon una inmensa bola de nieve que viene en caída libre y probablemente los aplaste. El sentido figurado amerita una breve explicación que documente cuál ha sido el quid del problema, mismo que se ofrece caótico debido a los malos oficios de los funcionarios que debieron haberlo solucionado a tiempo, para que no hiciera crisis.

Jefaturas de sector, sin jefe; supervisiones escolares, sin supervisor; direcciones de escuelas, sin director; salones de clase, sin maestros; escuelas secundarias, sin maestros, sin prefectos, sin horas cubiertas suficientemente; escuelas en general sin infraestructura adecuada, esto y más fue el detonante para que los jefes de sector, los jefes de enseñanza, los supervisores, los inspectores, etcétera, hartos de tantas deficiencias, acordaran entregar a los inútiles funcionarios del Sistema Educativo Estatal (SEE), acomodados en las delegaciones de ISEP, las llaves de las escuelas inoperantes, cuya cifra ya rebasa las 400.

Quienes sostuvieron el funcionamiento de los centros escolares, a pesar de las penurias antes mencionadas, llegaron a un límite, esto es, aguantaron demasiado las condiciones irregulares, anómalas, con tal de que el servicio educativo se diera. Pero, ante la cerrazón de las autoridades educativas, de no proveer lo mínimo indispensable, de no sustituir las plazas vacantes (a pesar de contar con el presupuesto correspondiente), de no cubrir los sueldos de los trabajadores interinos, debiéndoles meses e inclusive años, fue que se llegó a esta situación extrema de parar labores el próximo miércoles, como obvia medida de presión.

Nótese que el problema, nada tiene que ver con la exigencia de recibir mayor sueldo, mejores prestaciones o más compensaciones. No, se trata de contar con las condiciones mínimas indispensables para que se dé la tan cacareada por el gobierno, “normalidad mínima escolar”, en donde la responsabilidad completa es para el profesorado, y los funcionarios campechanamente se lavan las manos. Y ante sus ineptitudes, optan por orquestar una campaña mediática, engañosa, se puede decir que hasta mañosa, desvirtuando la figura de los supervisores, atribuyéndoles cuantiosos salarios inexistentes, para ponerlos en mal ante la opinión pública, y el consabido malestar de los padres de familia.

El actuar gubernamental ha sido, lo menos, doloso. Les estuvieron dando “atole con el dedo”, prometiéndoles que regularizarían los pagos a los maestros contratados, que se cubrirían las plazas vacantes, comprometiéndose en sendas minutas firmadas por los funcionarios del gobierno estatal. La burla fue descarada, ya que, a pesar de estampar sus firmas en tales documentos, de primas a primera, se desdijeron, saliendo con su batea de babas, arguyendo que sería regularizado de acuerdo a la normatividad de la reforma educativa (irrespetando la no retroactividad de las leyes).

Ante tal situación, ante tal embestida, el conflicto entonces hizo crisis. Dice el dicho: “la paciencia tiene un límite”, y al parecer en este caso, ya se topó con él. Al grado que recurrieron los involucrados y afectados por este problema, a la organización sindical, a la dirigencia del comité de la sección 2 del SNTE, a Rogelio Alejandro Gudiño Valenzuela, con quien se reunieron recientemente, en el edificio de la coordinación, en Tijuana, para consensuar las acciones más viables que permitan la solución a la problemática planteada.

Y como lo destaca en su reportaje, Ismael Dávila, en este mismo diario, lo que se determinó es como consecuencia del incumplimiento de los acuerdos hechos en mesa de trabajo con las autoridades del Instituto de Servicio Educativos y Pedagógicos (ISEP) y que vulneran los derechos de los trabajadores de la educación, poniendo de manifiesto la eminente indiferencia e incapacidad de quienes son responsables de darle oportuna atención y solución a los planteamientos hechos en tiempo y forma por parte de la Organización Sindical.

Que la Sección 2 del SNTE los Supervisores, Secretarios Generales, Representantes de Centros de Trabajo y Maestros, no son los responsables de lo que acontece, si bien se entregaron las llaves de 434 escuelas, los maestros asisten puntualmente y son las autoridades educativas las que deben de tomar las medidas necesarias para que todas las escuelas presten el servicio correspondiente. Se acordó que de no tener respuesta satisfactoria a los temas planteados, el próximo miércoles 26 de marzo en cada uno de los municipios habrá un paro de labores y concentración frente a las oficinas de Gobierno del Estado, con el propósito de manifestar públicamente las inconformidades del Magisterio de Baja California.

Mientras tanto, la flamante secretaria de Educación y Bienestar Social de Baja California, ¡ah!, y directora del ISEP (tiene dos huesos), anda despotricando en los medios de comunicación, malinformando a los padres de familia, y literalmente azuzándolos en contra de los profesores. En vez de dedicar su jornada laboral a solucionar los graves problemas que ellos mismos han generado en el ámbito educativo, se la pasa como cualesquier invitado al programa de la “señorita Laura”, en dimes y diretes que no la conducen a nada positivo.

De hecho, además de enfrascarse en esa campaña mediática, le queda tiempo para asistir impuntualmente (el evento debió iniciar al mediodía, ella llegó a la 1 pm), a la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas, a la conferencia dictada por el doctor Eduardo Backoff Escudero, integrante de la junta de gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), el viernes pasado.

No vaya a ser que ante la movilización magisterial, le tenga que decir a “Chayo” Rodríguez, quien la contrató, o sea, su jefe “Kiko”: “¡Que salga la desgraciada!”. Es cuanto

asignaturaspendientes.olivera@gmail.com

2014-03-24 – ASIGNATURAS PENDIENTES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: